El hombre que reescribió la historia humana

El director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, Svante Pääbo, fue galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2018 por sus investigaciones para desentrañar el genoma de los neandertales, especie que convivió con los humanos y que más tarde se extinguió.

Svante Pääbo, fue galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2018 .Hendrik Schmidt - EFE

Pääbo es considerado uno de los fundadores de la paleogenética, una rama de la ciencia que intenta reconstruir el genoma de especies extintas para entender mejor los organismos de hoy. Con su equipo de investigadores, Pääbo fue la primera persona en desentrañar el código genético de una especie extinta: el hombre de Neandertal.

Sus hallazgos causaron revuelo en el mundo científico, pues comprobó que esta especie de homínido sí se mezcló con los humanos modernos, algo que las teorías descartaban por completo.

Fue precisamente ese descubrimiento lo que el jurado estimó más relevante de sus hallazgos. “Particularmente relevante es la secuenciación del genoma de los neandertales y el hallazgo de que genes de estos y otros humanos extintos forman parte del acervo genético de la humanidad. Sus descubrimientos obligan a reescribir la historia de nuestra especie”, señalaron los 17 miembros del jurado en su acta.

El investigador sueco de 63 años concluyó que “el flujo de genes fue en gran medida unidireccional, desde los neandertales hacia los humanos modernos”, y que los Homo sapiens modernos tienen entre un 1 % y un 4 % de material genético procedente de otra especie.

Svante Pääbo empezó a recolectar ADN prehistórico en los años 80, cuando se puso un reto hasta entonces inédito: sacar ADN de una momia. Durante dos décadas perfeccionó las técnicas de extracción, lectura y ensamblaje de material genético de organismos cada vez más antiguos.