Publicidad
28 Apr 2016 - 4:13 p. m.

El nuevo telescopio que estudiará las explosiones del universo

Como resultado de una colaboración entre Corea, Rusia, Taiwán, Dinamarca y España, anoche fue lanzado UFFO, el nuevo dispositivo que observará los estallidos del universo a 490 kilómetros de la Tierra.

Redacción Vivir

Así se ve el Cosmódromo, desde donde se lanzó el nuevo telescopio. / Agencia Sinca - IAA-CSIC
Así se ve el Cosmódromo, desde donde se lanzó el nuevo telescopio. / Agencia Sinca - IAA-CSIC

La noche de este miércoles, alrededor de las 9 pm, en el nuevo cosmódromo de Vostochny (en Rusia), cerca de la frontera con China, fue lanzado el observatorio ultrarrápido de flashes (UFFO, por sus siglas en inglés), el nuevo telescopio que observará los estallidos más violentos del universo. (Lea La idea de Einstein que costó US$620 millones)

Tras una colaboración entre varios países liderada por Corea del Sur, UFFO fue situado a 490 kilómetros de altura. Tres horas después de haber sido lanzado a bordo de la nave Lomonosov, llegó a su órbita. Allí examinará durante tres años los estallidos de rayos gamma, que es un fenómeno que se produce luego de que muere una estrella o después de que se fusiona con otra.

El UFFO cuenta con paneles solares y tiene varios detectores que le permiten registrar la emisión de rayos X, rayos ultravioleta y luz visible que resultan de esas explosiones.

Dentro de las naciones que hacen parte de este proyecto está Rusia, España, Dinamarca y Taiwán. De hecho, Vladimir Putin, presidente ruso estuvo presente en el lanzamiento.

“Es un paso de gigante porque la misión Swift de la Nasa, que también estudia estos rayos, necesita orientar el satélite antes de tomar imágenes. Tarda dos minutos y el estallido ya ha acabado a los 30 segundos de producirse”, explicó al diario español El Mundo Alberto J. Castro-Tirado, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía, entidad que hacer parte de la colaboración.

El objetivo principal del UFFO es tratar de comprender mejor estos estallidos y tratar de encontrar nuevas pistas sobre las explosiones que se dieron hace 12 mil millones de años, cuando el universo aún estaba en formación.

“Ha sido un esfuerzo titánico que ha requerido la colaboración de muchas instituciones para completarlo en la mitad de tiempo de lo que hubiese sido necesario para las grandes agencias espaciales”, dijo a Agencia Sinc Víctor Reglero, investigador de la Universidad de Valencia, que también participa en el proyecto.
 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

RusiaTelescopioBig Bang