“El siguiente paso es la detección de vida”

El español, líder del grupo de 31 astrónomos que descubrió el planeta más cercano a la Tierra que podría albergar vida, bautizado Próxima B, confía en que en una década saldremos de esa duda.

El astrónomo Guillem Anglada trabaja en la U. Queen Mary de Londres. Esta semana anunció el descubrimiento de un planeta habitable. / ESO-M.Zamani
El astrónomo Guillem Anglada trabaja en la U. Queen Mary de Londres. Esta semana anunció el descubrimiento de un planeta habitable. / ESO-M.Zamani

Desde que a principios de la década del noventa la ciencia empezó a encontrar cientos de planetas por fuera del Sistema Solar, hasta el momento no se había hecho un anuncio tan importante como el que se presentó esta semana en la revista Nature. Gracias a sofisticados telescopios del Observatorio Europeo Austral (ESO), un grupo de 31 astrónomos encontró el que sería el planeta más parecido a la Tierra. Su nombre es Próxima B y por su cercanía a nuestro mundo (unos cuatro años luz de distancia), podría convertirse en el primer destino de un viaje interestelar en búsqueda de vida.

Detrás de ese hallazgo, del que aparecieron las primeras pistas en 2013, está Guillem Anglada-Escude, un catalán que desde 2005 empezó a buscar estos cuerpos. Él lideró la investigación que hoy tiene asombrados a sus colegas. Próxima B, que gira en torno a la estrella Próxima Centauri, tiene altas probabilidades de ser habitable. Tiene una masa parecida a la de la Tierra, es rocoso y parece que en su interior alberga agua.

Aunque es pronto para aventurarse a sacar esas conclusiones, para Anglada-Escude, que habló con El Espectador desde la Universidad de Londres Queen Mary (Inglaterra), después de este anuncio solo queda dar otro gran paso: “Estoy seguro de que lo siguiente que va a venir es la detección de vida”.

¿De dónde viene su entusiasmo por los planetas que están por fuera de nuestro Sistema Solar?

Cuando era pequeño leía mucha ciencia ficción. Me gustaba la idea de encontrar un planeta y aprender sobre el universo. Un planeta es un lugar, no es una nebulosa o una cosa extraña, es un mundo entero con cosas como las que hay donde vivimos, así que lo que me motivó siempre fue el sentido de la exploración, aparte de los asuntos más científicos o técnicos, que también me gustan.

¿Estamos listos para enviar una nave hasta ese planeta similar a la Tierra?

No estamos listos para mandar nada aún. Sin embargo, este año se creó la Fundación Starshot Breakthrough, que ha puesto recursos para crear un sistema viable para mandar pequeñas 'sondas' a estrellas cercanas (básicamente un chip muy pequeño pegado a una vela solar e impulsado con láseres desde la Tierra).

¿Alrededor de todas las estrellas hay planetas o cuerpos gravitando?

Sí, parece que hay al menos un planeta por estrella, pero esto es estadística, es decir, puede haber una que no tenga ninguno y una estrella que tenga ocho como el Sistema Solar. Pero la regla general parece que es uno o más.

Por qué la fijación por encontrar planetas parecidos a la Tierra?

Desde el punto de vista estrictamente científico buscamos saber cómo se forman los planetas rocosos, o los planetas potencialmente habitables, o cómo son los sistemas planetarios con estos planetas. Esto te cuenta lo especial que es nuestro Sistema Solar. Aún no sabemos si somos algo común en el universo o el Sistema Solar es una excepción. Nos cuenta de dónde venimos, si nuestro planeta es realmente único o no lo es y parece que sí que lo es bastante.

¿Cómo saber si son habitables?

Pues si encuentras un planeta cerca de una estrella, calculas cuánta energía recibe de ella y esto te da información sobre la potencial habitabilidad. Lo que necesitas saber es la distancia a la estrella y la masa del planeta.

¿Cuál puede ser el próximo descubrimiento en temas de exoplanetas y exploración espacial?

Lo siguiente que va a venir, estoy seguro, es la detección de vida. Al menos evidencia de que puede haber vida en uno de estos planetas y esto no va a tardar mucho. No evidencia final, pero sí detectar moléculas probablemente, oxígeno, dióxido de carbono… Vamos a poder responder a la pregunta de si estamos solos o si tiene algún sentido intentar viajar por el universo, cosas así. Esto va a ocurrir pronto, si no son tres años van a ser diez, pero va a ocurrir en nuestra generación.

La gente no suele interesarse mucho por la astronomía y el descubrimiento de exoplanetas

Entiendo que en el día a día a la gente no le afectan los exoplanetas para nada, pero si estás en una fiesta y hablas con la gente sobre planetas en otros sistemas solares, la mitad de ellos se interesan, te preguntan: ¿cómo se encuentran?, ¿qué quiere decir esto o lo otro? Quieren que les cuentes cómo se encuentran planetas. Están curiosos, eso también es importante.

Pero sería importante ir más allá de simplemente despertar interés.

Lo que pasa es que la gente no se da cuenta de que esto es motor de desarrollo. Cuando decides buscar planetas como el nuestro, donde en 500 años nuestros descendientes podrían ir a vivir, o buscas vida en otros lugares del universo, puedes aprender un montón en el camino.

¿Cree que los seres humanos haremos viajes interestelares eventualmente?

Yo creo que si nos lo propusiéramos, podríamos hacerlo, que no lo acabemos haciendo es otra historia.

¿Cuál es el descubrimiento más importante que usted considera ha hecho hasta el momento?

Si lo pregunta le dirán que lo han encontrado otros, pero nosotros fuimos unos de los primeros en decir que los planetas acostumbran a estar en sistemas multiplanetarios, cuando hay uno generalmente hay más, y que hay evidencia de que casi todas las estrellas de tipo M, las enanas rojas, tienen más de un planeta en su sistema. Otra cosa de la que estoy muy orgulloso es que mejoramos la sensibilidad para detectar planetas pequeños.

¿Qué piensa del uso privado y casi exclusivo de los datos de algunos grupos de investigación?

Hay grandes grupos que son muy celosos de sus datos, y está bien ser el propietario de los datos por un tiempo, pero para que se use bien el dinero, la gente tiene que tener acceso público a los datos. Porque gente en Colombia que no tenga dinero para construir grandes telescopios, puede tener muy buenos matemáticos o muy buenos programadores que puedan sacar mucha ciencia, y esta es un poco la tendencia ahora mismo, se hacen grandes financiaciones y todos los datos se hacen públicos al cabo un año, incluso NASA. Esta es la revolución más reciente que ha ocurrido en ciencia, las instituciones que no liberan los datos ahora mismo, pierden credibilidad.

 

 

últimas noticias