Encuentran al robot Philae tras estar un año extraviado en el espacio

El robot, que dejó de emitir señales desde junio de 2015, fue fotografiado por la sonda espacial Rosetta en el cometa que intentaba estudiar.

Representación del robot Philae sobre el cometa Churiumov-Guerasimenko./ German Aerospace Center

Más de un año después de que perdiera completo contacto con la Tierra, Philae, el robot que por primera vez intentaba estudiar los componentes de un cometa, fue encontrado. Así lo confirmó este lunes la Agencia Espacial Europea (ESA), luego de que la sonda espacial Rosetta enviara una fotografía captada con su cámara de alta resolución. (Lea Por primera vez pisaremos un cometa)

“¡Apenas puedo creer lo que veo con mis propios ojos! Finalmente he conseguido esta imagen de Philae, el 2 de septiembre, a 2,7 km de distancia del cometa 67P”, tuiteó la cuenta de Rosetta, nave que culminará su misión el próximo 30 de septiembre, día en que cesarán sus comunicaciones.

Philae había logrado aterrizar en el cometa Churiumov-Guerasimenko el 12 de noviembre de 2014, luego de un histórico viaje a bordo de la zona Rosetta que duró diez años. Sin embargo, la maniobra para posarse sobre ese elemento resultó demasiado abrupta y descendió en una zona de relieve accidentado, donde recibía poca energía solar, clave para su funcionamiento.

Así que después de hacer observaciones por sesenta horas, las baterías de Philae se agotaron y entró en estado de hibernación. En junio de 2015 volvió a despertar, pero desde el 9 de julio de ese año no volvió a emitir una señal de vida.

Como explicó la ESA, la imagen capturada “muestra la orientación de Philae, explicando por qué establecer las comunicaciones resultó tan difícil”. “Faltando solo un mes para el fin de la misión Rosetta, estamos contentos de haber ubicado a Philae y poderlo observar con tantos detalles”, dijo a la agencia AFP Cecilia Tubiana, miembro del equipo que monitorea el trabajo de la cámara Osiris y la primera persona en advertir la presencia del robot inerte en imágenes recibidas el domingo por la ESA.

“Estábamos empezando a pensar que Philae quedaría perdido para siempre. Es increíble que lo hayamos captado a último momento”, dijo Patrick Martin, director de misión de la agencia espacial.

Sin embargo, aunque Philae fue encontrado aún no ha podido ser encendido. Por lo pronto, el cometa donde reposa seguirá alejándose del Sol en su órbita elíptica hasta unos 850 millones de kilómetros de distancia. Rosetta, mientras tanto, seguirá tomando imágenes de alta resolución en tiempo real y hará mediciones científicas, antes de quedar incomunicada el 30 de septiembre.

 

Temas relacionados