Encuentran restos fósiles de un mastodonte en Risaralda

Noticias destacadas de Ciencia

Este martes 22 de septiembre en el corregimiento de Quinchía, Risaralda, un grupo de mineros encontró restos fósiles de un mastodonte.

Este martes ocurrió un hallazgo sin precedentes, un grupo de mineros que buscaban oro de forma artesanal se toparon con restos fósiles cuando excavaban a unos 20 metros de profundidad.

Los mineros narraron que hacían su labor cotidiana cuando encontraron unos sedimentos, materiales diferentes a los habituales y posteriormente se percataron que eran huesos. “Hubo como un desprendimiento de la tierra, y ahí cayó el primer hueso; entonces detrás de ese nos fuimos y sacamos los que ya ustedes han visto”, manifestó Fernando Tabariquino, uno de los mineros.

Al realizarse el hallazgo, la actividad minera fue suspendida y funcionarios de la Corporación Autónoma de Risaralda, con expertos del Laboratorio de Ecología Histórica y Patrimonio Cultural, se trasladaron al lugar para corroborar la magnitud del descubrimiento.

“Al observar estos restos vemos que corresponderían a los huesos de un mastodonte. El mastodonte es un proboscidio, es decir un primo hermano de los elefantes actuales. Es un animal que se extinguió hace unos 10.000 años en esta zona del norte de Suramérica”, dijo el profesor de la UTP, Carlos Eduardo López Castaño, director del laboratorio de ecología histórica y patrimonio cultural.

(Le puede interesar: La bogotana que viaja en el tiempo por medio de fósiles de plantas)

Julio César Gómez Salazar, director de la CARDER, expresó que ya el evento se puso en conocimiento del Instituto Colombiano de Antropología e Historia y del Servicio Geológico Colombiano, para que desde sus respectivas áreas de arqueología y paleontología determinen mayores detalles del hallazgo. “Nos encontramos algo extraordinario y fuera de la imaginación. Primero, porque nos va a permitir determinar muchos aspectos del clima, de la mega fauna que tuvimos en esta zona, además, podremos demostrar que realmente fuimos depositarios toda la vida en materia de biodiversidad; y también un poco para explicar asociado a qué desaparecieron estas especies”, dijo el director.

Este descubrimiento no tiene precedentes en Risaralda, según el profesor López Castaño, en Colombia hubo hallazgos de restos de mastodonte en zonas planas como el Valle del Cauca, la sabana de Cundinamarca y la Costa Atlántica. “En este caso es muy interesante porque está muy metido aquí dentro de este cañón del Cauca; no es un sitio donde uno diría que es fácil este tipo de hallazgos”, puntualizó.

Los expertos continuarán con los estudios de los restos fósiles y el retiro de los que aún están dentro del socavón, donde se aprecia incluso todavía intacto un colmillo de un metro con diez centímetros de largo.

Comparte en redes: