Entierran tejidos microscópios de víctimas del nazismo para preservar su memoria

300 muestras de personas ejecutadas por el régimen nazi fueron sepultadas en cementerio de Berlín (Alemania).

Monumento a la memoria de las víctimas del Holocausto en Berlín. BerlinTours

Entre 1993 y 1945, los nazis le entregaron al anatomista Hermann Stieve cientos de cadáveres de la prisión de Plötzensee, donde ahorcaron y decapitaron a cerca de 2.800 presos políticos. El médico se dedicó a diseccionar los cuerpos para sus investigaciones, y luego los desechaba en el crematorio de  Wilmersdorf, en Berlín (Alemania). Por eso, los restos de los presos políticos del nazismo nunca tuvieron una despedida digna por parte de sus familiares. 

Según informa El País, un funeral simbólico llevado a cabo ayer en Berlín trató de darles algo de justicia. En 2016, investigadores del hospital de la Charité en Berlín recibieron restos de las muestras de Stevie, que fue director del Instiuto de Anatomía de ese centro de salud y que murió sin ser juzgado en 1952.

“Ha sido la tercera generación de la familia de Stieve, la que encontró la colección y nos la entregó. Sabían que procedían de aquella época y han querido devolver la dignidad a los muertos”, explicó a El País Karl Max Einhäupl, director de la Charité. “En seguida nos pusimos a investigar para identificar las muestras”, dice el responsable de una institución que se ha propuesto enfrentarse a su pasado. “Con el entierro de las muestras microscópicas queremos ayudar a las víctimas a restituir su dignidad”, estima Einhäupl.

En una pequeña caja se guardaron preparaciones microscópicas de 300 personas ejecutadas por los nazis, y se enterraron en el cementario de Berlín, en una ceremonia interreligiosa que según el diario español, incluyó algunos familiares de víctimas del nazismo e instituciones dedicadas a la memoria del Holocausto. 

Andreas Winkelmann, director del Instituto de Anatomía de la universidad de Brandenburgo y responsable de la investigación, explicó a El País que no han podido identificar todas las muestras, a pesar de que la investigación lleva tres años en curso, pero que la mayoría pertenecen a mujeres entre los 20 y los 40 años (dado que Stieve estaba especializado en el efecto del estrés en menstruación y fertilidad). "Algunas eran conocidas disidentes y por eso la fecha elegida ha sido el 13 de mayo, cuando en el año 1943 fueron ejecutadas 13 miembros de la red de espionaje antinazi llamada Orquesta Roja", explica el diario español.

860693

2019-05-14T19:36:45-05:00

article

2019-05-14T19:36:45-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Ciencia

Entierran tejidos microscópios de víctimas del nazismo para preservar su memoria

82

2408

2490

Temas relacionados