¿Están segregados los migrantes del mundo? Un análisis de sus tuits tiene la respuesta

Un método matemático mide si los inmigrantes están segregados o integrados a partir de sus tuits. Muestra ciudades con alta integración, como Londres, San Francisco y Tokyo, y otras con baja, como Detroit, Miami, Toronto y Ámsterdam.

Wikimedia commons

Como consecuencia del acelerado proceso de globalización, hoy en día las principales ciudades de todo el mundo se caracterizan por un creciente multiculturalismo. La integración de las comunidades de inmigrantes puede verse afectada por la polarización social y la segregación espacial. ¿Cómo evolucionan estas dinámicas a lo largo del tiempo? ¿En qué medida están funcionando las diferentes políticas lanzadas para abordar estos problemas?

Un equipo internacional dirigido por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se dio a la tarea de responder esas preguntas y desarrolló un método que permite medir la integración o segregación de los inmigrantes a partir de los mensajes que escriben en la red social Twitter.

En este trabajo, publicado en la revista PLOS ONE, se desarrolla un método para usar datos de Twitter para analizar el grado de segregación espacial de las comunidades inmigrantes. “La comunidad de origen de los usuarios se determina mediante el idioma de los tweets emitidos, estableciéndose una algebra idiomática para asignar la comunidad más probable a la que se pertenece”, explica el director del estudio, José Javier Ramasco, investigador del CSIC en el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos, de Mallorca (España).

“Si todos los mensajes son en idioma local, entonces se considera al usuario como residente local. Si, al contrario, algunos mensajes son en idiomas propios de las comunidades inmigrantes se puede asumir que dicho usuario conoce esa lengua y pertenece a dicha comunidad”, dijo al Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.

Los investigadores evaluaron la integración de inmigrantes en 53 ciudades del mundo mediante un análisis de los patrones de comunicación espacio-temporal de las comunidades inmigrantes y locales basados ​​en la detección de idiomas en Twitter y en métricas novedosas de integración espacial. Cuantificaron el poder de integración de las ciudades -su capacidad para integrar espacialmente diversas culturas- y caracterizamos las relaciones entre diferentes culturas cuando actuamos como anfitriones o inmigrantes.

En términos globales, mientras que los flujos migratorios internacionales han permanecido casi estables en los últimos 20 años, los trastornos políticos y económicos como la Primavera Árabe y la guerra civil siria han puesto el asunto de los migrantes y su integración al frente del mundo noticias e incluso la prensa académica. Buena parte de los recién llegados se concentra en las ciudades, y particularmente en las grandes metrópolis conocidas como Ciudades del Mundo, “que no solo se caracterizan por un multiculturalismo creciente sino también por una creciente polarización social, que finalmente se materializó en un proceso creciente de segregación espacial social y gentrificación” dicen los autores.

El idioma junto con la localización de los mensajes, les permitió encontrar las zonas de residencia típicas de las distintas comunidades y estudiar si están más o menos concentradas en el espacio que la población local. “Este método nos ha permitido analizar comunidades inmigrantes en 53 de las mayores ciudades del globo. En cada una de ellas se puede definir una métrica que mide la capacidad de integración espacial de los inmigrantes en ellas”, indicó Ramasco.

Los investigadores detectaron la velocidad de los usuarios que se mueven a través de ubicaciones consecutivas para filtrar aquellos que viajan más rápido que una velocidad razonable en áreas urbanas (100 km/ hra). Este procedimiento les dejó un total de 350.9 millones de tweets publicados por 14.5 millones de usuarios en las 53 ciudades.

A través del Chromium Compact Language Detector (CLD2), identificaron los lenguajes e idiomas de los tuits para mapear las comunidades de origen a los que pertenecía cada usuario.

Alta integración en Londres, segregación en Miami

En el primer grupo (alta integración) se encuentran ciudades como Londres, San Francisco, Tokio o Los Ángeles, mientras que en el otro extremo (baja integración) aparecen otras como Detroit, Miami, Toronto o Ámsterdam.

“La mejor integración se encuentra entre culturas cercanas: por ejemplo, latinos (hablantes de portugués e italiano) en países sudamericanos de habla hispánica o europeos en el Reino Unido. Los casos de mayor segregación se dan entre culturas que son altamente diferentes”, explica Ramasco. Ciudades como Bogotá, Guadalajara y Lima están en un nivel medio: ni integrados ni segregados,  en comparación con el resto de las ciudades. 

De acuerdo con el CSIC, el método abre la puerta a una nueva fuente de datos para analizar la segregación o integración espacial de la residencia de los inmigrantes.

 

Así están conectados los idiomas con las 53 ciudades del mundo estudiadas. Realizado por Fabio Lamanna, Maxime Lenormand, María Salas, Gustavo Romanillos, Bruno Goncalves y José Ramasco. Revista PLOS ONE.

 

últimas noticias

Todo lo que debes saber sobre 5G