Estudiantes de doctorado denuncian que MinCiencias no ha desembolsado plata de becas

Noticias destacadas de Ciencia

Los beneficiarios de Becas Bicentenario están movilizando la campaña #BecasHuecas. La cartera explica que la demora se debe a decisiones que ha tomado el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación por la emergencia sanitaria y a acciones de tutela que obstaculizaron el proceso.

Durante esta mañana se empezó a mover en Twitter el #BecasHuecas. Se trata de una campaña que han iniciado varios beneficiaros de las Becas Bicentenario, segunda cohorte, otorgadas por el Ministerio de Ciencias, en la que denuncian que los recursos que se les prometieron no han sido desembolsados. (Le puede interesar: Estas son las becas que ofrece el Icetex para 2021)

Cristina Hernández, una de las beneficiarias quien además habla en nombre de más de 500 personas, ha explicado mejor el problema desde un video en su cuenta. “Este crédito beca sostiene parte de nuestra matrícula y gastos de nuestra cotidianidad para realizar nuestros estudios doctorales. Estas becas fueron prometidas hace más de un año y los recursos no han sido desembolsados”, comenta. “Eso nos ha llevado a que muchos estudiantes doctorales hayamos tenido que retirarnos de nuestros programas o suspenderlos. Otros los estamos haciendo con unas deudas muy altas con entidades financieras, todo esto por una inoperancia o ineficacia del Ministerio de Ciencias”.

Hernández además comenta que, desde hace mucho tiempo, varios estudiantes habían advertido que la transición de Colciencias al Ministerio de Ciencias iba a generar una burocratización de los procesos y, por ende, un retraso sobre la producción científica en Colombia.

En una carta enviada a El Espectador, firmada por Adriana Granados Barco y Juan Manuel Ruiz Barrera, ambos estudiantes de la Universidad del Valle y beneficiarios de la misma beca, también explican el problema. “Por una deficiente gestión del MinCiencias, se han ocasionado una serie de problemáticas económicas, emocionales y académicas. Algunos/as hemos adquiridos deudas financieras, otros/as hemos decidido continuar nuestros estudios teniendo que trabajar y estudiar asumiendo costos vitales que en tiempos de pandemia son complejos; asimismo nos hemos enfrentado a problemas emocionales y a la presión de rendir académicamente según los parámetros establecidos por MinCiencias (promedio, matrícula, entregables, etc.) sin tener las garantías necesarias; otros/as estudiantes han tenido que desertar de su formación doctoral por falta de recursos, entre otras consecuencias que es importante dimensionar y visibilizar”. (Lea también: El precio de estudiar un doctorado en Colombia)

Según comentan han sido varios los tropiezos a los que se han enfrentado durante todo el proceso con la Beca Bicentenario. El 7 de julio de 2020 se suspendió la convocatoria como respuesta a una tutela, proceso que no se renovó hasta el 10 de diciembre del mismo año, cuando MinCiencias, tras el levantamiento de las medidas judiciales, publicó el nuevo listado de propuestas de proyectos elegibles y las propuestas de tesis doctoral asociadas a las Instituciones de Educación Superior que podrían beneficiarse de la beca.

El 16 de diciembre de 2021 se modificó la lista de elegibles y el 15 de febrero de este año el Ministerio de Ciencias dio a conocer que “se modificó el cronograma y la estructuración de los proyectos y cumplimiento de requisitos del sistema general de regalías”. Lo que quería decir que se suspendió el proceso de verificación de viabilidad de los proyectos elegibles para la segunda cohorte, hasta “tanto el Departamento Nacional de Planeación comunique la habilitación y se verifique la operatividad del Sistema Unificado de Inversiones y Finanzas Públicas SUIFP - SGR para estos efectos, con el fin de garantizar la igualdad de condiciones para todas las entidades.”

Estos obstáculos, sumados uno al otro, tuvieron como resultado que unos 534 doctorales de todo el país no hayan recibido su beca en casi un año.

Ante este escenario, MinCiencias le explicó a El Espectador que “los términos de referencia y los procesos propios del Sistema General de Regalías, no pueden ser modificados por el Ministerio y la entidad tampoco tiene potestad para determinar la aprobación y toma de decisiones sobre los proyectos de inversión, esta decisión corresponde al Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación”. (Le sugerimos: Recursos de Ciencia, Tecnología e Innovación serán metidos en cintura)

Debido a la emergencia que se dio en el 2020 el OCAD amplió el tiempo para la evaluación de las propuestas, por lo que esperan que los proyectos de inversión puedan iniciarse en el segundo semestre del año, “teniendo en cuenta los tiempos en los que las universidades cumplan con la totalidad de los trámites para acceder a las becas, plazo que vence en el mes de septiembre del presente año”.

También señalan, como bien lo indican los mismos beneficiarios, que parte de la extensión inesperada en el proceso se debe a unas acciones de tutela interpuestas por aspirantes que no estaban conformes con la asignación de puntajes.

Finalmente, dicen que “manifiestan su comprensión por la preocupación que los aspirantes de esta convocatoria han manifestado, debido a la inesperada extensión en el tiempo de este proceso por una causa que no depende de la voluntad del Ministerio. La entidad reitera su compromiso para que Colombia incremente el número de profesionales con Doctorado en el país, para promover la investigación científica y el desarrollo de las regiones”.

Comparte en redes: