Estudio revela que las elefantas asiáticas también muestran signos de menopausia

Hasta ahora, se conocen muy pocas especies en las que los individuos continúen existiendo después de haber perdido la capacidad de reproducirse. Esta propiedad se considera muy rara, porque no está claro cómo podría establecerse en el curso de la evolución.

Los elefantes asiáticos son conocidos por sus habilidades en matemáticas: pueden comparar números dentro de una docena y también distinguir entre grandes y pequeñas cantidades de alimentos por el olor. Archivo particular

Al observar la vida y cría de casi cuatro mil hembras del elefante asiático, los científicos encontraron signos de menopausia. En otras palabras, los elefantes viven una parte importante de sus vidas después de tener crías. Por la cantidad de años que transcurren entre el último nacimiento y la muerte, los elefantes ahora son superados solo por unas pocas especies de cetáceos y humanos. El estudio fue publicado en BMC Evolutionary Biology.

Hasta ahora, se conocen muy pocas especies en las que los individuos continúen existiendo después de haber perdido la capacidad de reproducirse. Esta propiedad se considera muy rara, porque no está claro cómo podría establecerse en el curso de la evolución.

La PrR

En los humanos, por ejemplo, la menopausia prolongada, el período posterior a la pérdida de fertilidad, se explica por la “hipótesis de las abuelas”. Esta sugiere que la menopausia puede ser beneficiosa a largo plazo: aquellos individuos que no se reproducen pueden ayudar a criar a las crías de sus crías. Sin embargo, aunque esto puede ser cierto para los humanos, es mucho más difícil aplicar tal hipótesis a otros animales.

(Le puede interesar: Estudio señala que los elefantes reaccionan con sensibilidad hacia la muerte)

Para determinar de manera confiable si un tipo particular de menopausia está presente, no es suficiente medir la edad promedio del final de la reproducción, ya que puede diferir de manera individual. Para eso, los investigadores usan un parámetro complejo llamado representación post-reproductiva (PrR). Este es el porcentaje de todos los años de vida de las hembras en la población que pasan después del final de la cría.

Para calcular el PrR, es necesario calcular todos los años que viven las hembras después del final de la cría, y dividirlos por el número de años vividos después del comienzo. En los cetáceos, por ejemplo, el PrR puede ser de 0.15 a 0.30, es decir, 15%-30% de todos los años de vida de las hembras en una población pasa por la menopausia. En los humanos, esta cifra es aún mayor: más del 50%.

Elefantes asiáticos

Ahora, Simon Chapman, de la Universidad de Turku, y sus colegas del Reino Unido y Myanmar calcularon la PrR para los elefantes asiáticos. Los investigadores trabajaron con la mayor población de elefantes cautivos, estos son animales que se utilizan en Myanmar para exportar árboles talados.

Los científicos analizaron datos sobre 3802 hembras que han estado trabajando en la empresa desde la década de 1950. Al mismo tiempo, tuvieron en cuenta por separado a los elefantes que nacieron en cautiverio, así como a los que fueron capturados en libertad; la edad de estos últimos es más difícil de determinar de manera confiable.

Chapman y su equipo descubrieron que no hay un umbral único más allá del cual cese la reproducción: los elefantes continuaron dando a luz a crías, simplemente lo hicieron con menos frecuencia con la edad.

(Lea: Las ballenas beluga y los narvales también tienen la menopausia)

Los animales más viejos eran elefantes de 69 años (nacidos en cautiverio) y 76 años (capturados), sus últimos nacimientos se registraron a los 55 y 64 años, respectivamente. No se sabe si esta edad es el límite, pero entre los elefantes mayores de 55 años, el 65% “perdió” al menos un nacimiento, es decir, no dio a luz durante el tiempo adecuado.

El valor de la PrR para los elefantes fue bastante alto: 0.162 para toda la población y 0.207 para los elefantes nacidos en cautiverio. Por encima de orcas, narvales, belugas y humanas. Es cierto que para verificar de manera confiable la presencia de la menopausia en los elefantes, los investigadores necesitarán controlar la cantidad de hormonas en su sangre, así como contar los óvulos en los ovarios de los animales muertos, algo que todavía es bastante difícil de implementar.

Pares africanos

La PrR de un elefante asiático no solo fue más alta que la de su contraparte africano, sino también más alta que en trabajos anteriores que involucraron a elefantes asiáticos, donde fue de aproximadamente 0,13.

Los autores señalan que esto puede depender de la duración del estudio. Calcularon que, si tomaban datos durante un número menor de años, entonces el indicador PrR fluctuaría con bastante fuerza, de 0 a 0,4, y solo al final de las observaciones alcanzaría una meseta. Esto puede significar que para muchos animales simplemente no tenemos suficientes datos, tal vez, con el tiempo, sea posible encontrar un análogo de la menopausia en otras especies.

Los elefantes asiáticos son conocidos por sus habilidades en matemáticas: pueden comparar números dentro de una docena y también distinguir entre grandes y pequeñas cantidades de alimentos por el olor. Además, encontraron rasgos de carácter individuales, así como una tendencia a desviarse en grupos patriarcales en presencia de humanos.

889311

2019-11-02T19:00:00-05:00

article

2019-11-02T19:00:01-05:00

jjaimes_250826

none

- Redacción Agencia N+1

Ciencia

Estudio revela que las elefantas asiáticas también muestran signos de menopausia

82

5602

5684