Exdirector de Colciencias dice que lo sacaron del cargo por intereses particulares

César Ocampo Rodríguez dice en un comunicado que la entidad se ha convertido en un fortín burocrático. El Ministerio de Educación lo desmiente.

César Augusto Ocampo, científico que trabajó durante 20 años en la Nasa, fue hasta ayer el director de Colciencias. /Gustavo Torrijos

Este miércoles, la Presidencia de la República declaró insubsistente el nombramiento del entonces director de Colciencias, César Augusto Ocampo Rodríguez. Su retiro del cargo se dio en medio de fuertes llamados al Gobierno por la inestabilidad de la institución, que en estos ocho años ha visto pasar a ocho directores. (Lea aquí: Presidencia retira del cargo al director de Colciencias y deja en evidencia crisis de la entidad)

Tras haber sido apartado del cargo, Ocampo, quien es licenciado en ingeniería aeroespacial y trabajó durante 20 años en la Nasa, se pronunció este jueves. El científico explicó, en un comunicado, que se presentaron algunas situaciones al interior de la entidad que pudieron conducir a decidir su salida.

El exdirector de Colciencias asegura que intentó cambiar a un director técnico, pero, según él, “fue advertido por el subdirector, como razón directa del presidente, que no podía realizar cambios en el equipo de directores técnicos, quienes continuaban y fueron parte de la administración anterior”.

“Si bien estas restricciones en el manejo del personal de libre nombramiento y remoción suponían una traba, en mi calidad de director tomé la determinación de reasumir las funciones que se habían delegado y expedí la Resolución 1624 del 21 de diciembre de 2017lo que me permitía tener un control más cercano en cuanto toma de decisiones y contratación de la entidad. Esta medida no fue bien recibida por el subdirector, quien manifestó su descontento y llevó su queja hasta el alto Gobierno. La situación se agravó con la expedición de la Resolución 1773 de 2017 que pretendía establecer un tope para el pago de honorarios a personas naturales que prestan sus servicios a la entidad, toda vez que se hallaban casos en los que personas con formación de bachiller tenían honorarios mensuales superiores a los obtenidos por profesionales con títulos de posgrado”, afirmó Ocampo.

Según él, a finales del año pasado fue convocado al Palacio de Nariño, donde se le informó que debía poner su cargo a disposición del presidente, quien estaba preocupado por la ejecución general y presupuestal de Colciencias. Ocampo afirma que le pidió una cita personal al presidente Santos, pero nunca se la dio.

“Era necesario revisar y ajustar los valores de las contrataciones para que el proceso obedezca a criterios técnicos, más allá de los vínculos personales o políticos que puedan tener las personas que prestan sus servicios a la entidad. Es obvio que los cambios hayan generado malestar, pero ojalá exista una veeduría por parte de la comunidad científica respecto de la manera como se adjudican los contratos”, concluyó Ocampo.

El científico aseguró que, por ley, está obligado a aceptar la decisión del apartarlo del cargo, pero que como académico cree que las motivaciones obedecen a los intereses particulares de un grupo de personas que se han encargado de hacer del ente rector de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, otro de sus fortines burocráticos”.

Después de su declaración, el Ministerio de Educación se pronunció sobre el tema, aunque sin mencionar directamente el comunicado de Ocampo. La cartera afirmó que la decisión tomada por el presidente “busca, única y exclusivamente, asegurar la eficiencia y transparencia en el manejo de Colciencias”.  Y que en los últimos meses se había detectado acciones del director que afectaban la administración de la entidad.

“En el último mes, el doctor Alejandro Olaya (subdirector de Colciencias) escribió cuatro cartas al director saliente con copia a Control Interno y al grupo directivo de la entidad llamando la atención sobre decisiones y omisiones que afectan gravemente el normal desarrollo de las funciones de Colciencias, desconociendo los principios constitucionales de la administración pública de planeación, responsabilidad y economía”, dijo el ministerio.

Olaya, economista de la Universidad Pontificia Bolivariana y doctor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales del área de Economía y Gestión de la Innovación de la U. CEU San Pablo, España, quedó por ahora dirigiendo Colciencias.