Exoplanetas gigantes con órbitas que duran décadas fueron descubiertos por primera vez

Desde el primer descubrimiento de exoplanetas en 1995, los telescopios terrestres y espaciales han ayudado a detectar y a confirmar la existencia de más de 4.000 de estos objetos. La gran mayoría de ellos tienen períodos relativamente cortos de revolución alrededor de sus estrellas.

Para los astrónomos, son de bastante interés los planetas gigantes y las enanas marrones, ubicadas a distancias de 5 a 50 unidades astronómicas de sus estrellas. M. Kornmesser / ESO

Astrónomos descubrieron cinco nuevos planetas gigantes y candidatos a enanas marrones de baja masa que orbitan alrededor de estrellas similares al Sol. Las observaciones se llevaron a cabo en el marco del proyecto CORALIE, que ya lleva veinte años, en la búsqueda de exoplanetas con un largo período de circulación. 

Desde el primer descubrimiento de exoplanetas en 1995, los telescopios terrestres y espaciales han ayudado a detectar y a confirmar la existencia de más de 4.000 de estos objetos. La gran mayoría de ellos tienen períodos relativamente cortos de revolución alrededor de sus estrellas. De particular interés para los astrónomos son los planetas gigantes y las enanas marrones, ubicadas a distancias de 5 a 50 unidades astronómicas de sus estrellas, cuyos estudios son importantes para establecer restricciones en los modelos de formación y evolución de los sistemas planetarios. 

Sin embargo, para encontrar un exoplaneta con un período de varias décadas, es necesario realizar observaciones de larga duración, de manera que el cuerpo celeste pueda completar una o varias revoluciones alrededor de su estrella. (Lea: Astrónomos descubren 104 nuevos exoplanetas)

En Chile y desde junio de 1998, el telescopio EULER equipado con un espectrógrafo CORALIE, ha estado realizando una búsqueda continua a largo plazo de exoplanetas mediante espectroscopia Doppler. La tarea de la revisión es detectar objetos con un largo período de revolución alrededor de sus estrellas, que luego serán observados por otros telescopios que, incluso, ofrecerán imágenes directas. 

 

Los objetivos para las observaciones fueron 1.647 estrellas de la secuencia principal (con clases espectrales de F8 a K0) ubicadas en el cielo del hemisferio Sur, dentro de los cincuenta parsecs del Sol. Como parte de esta revisión, anteriormente ya se han postulado más de 140 nuevos candidatos a exoplanetas.

Se agranda la familia

Ahora, un grupo de astrónomos liderados por Emily Rickman, informaron sobre los nuevos resultados de la investigación. Se descubrieron tres nuevos planetas gigantes y dos candidatos para enanas marrones de baja masa que orbitan estrellas similares al Sol: HD 181234, HD 13724, HD 25015, HD 92987 y HD 50499. Todas ellas están caracterizadas por una metalicidad excesiva. (Le puede interesar: La NASA ofrece un viaje virtual a seis exoplanetas)

Los autores aclararon también los parámetros de los ya descubiertos exoplanetas HD 50499b, HD 92788b y HD 98649b, y confirmaron a su vez la detección del exoplaneta HD 92788c. Todos estos objetos tienen masas de 2.93 a 26.77 masas de Júpiter, y períodos de circulación de 15.6 a 40.4 años. Los nuevos integrantes serán agregados a la base de datos de exoplanetas de la NASA, donde hasta ahora solo había 26 objetos conocidos con un período de circulación de más de 15 años.

La masa de un satélite de una estrella en función de su metalicidad. Los exoplanetas recién descubiertos se muestran con estrellas naranjas. Planetas previamente descubiertos y enanas marrones se muestran en azul. La línea punteada negra muestra la metalicidad del sol. - Emily Rickman

Masas de exoplanetas registradas y enanas marrones, dependiendo de la longitud de la semiaxis mayor de la órbita. Los exoplanetas recién descubiertos se muestran con estrellas naranjas. Los planetas descubiertos anteriormente y las enanas marrones se muestran en azul, y los planetas detectados por el método de velocidad radial se muestran en rojo. Las líneas discontinuas negras indican los límites de disponibilidad de detección para los objetos. - Emily Rickman. 

Esta valiosa información confirma la idea de que los planetas gigantes son mucho más comunes en estrellas con alta metalicidad. Los nuevos colosales se convertirán en un futuro próximo en objetivos para los telescopios VLT y ELT, que intentarán fotografiarlos en vivo.

Por su parte, los también enigmáticos exoplanetas de tamaño intermedio podrían ser maravillosos mundos acuáticos: el 35% de aquellos exoplanetas conocidos de mayor tamaño que la Tierra, podrían presentar una superficie envuelta en una atmósfera de vapor de agua, con una capa de agua líquida debajo. (Le podría interesar: El núcleo del exoplaneta Trappist 1e confirma que podría ser habitable)