Hallan misteriosa onda gigante en la atmósfera de Venus

Científicos japoneses han descubierto una enorme estructura arqueada e inmóvil sobre la atmósfera de Venus con la ayuda de la sonda Akatsuki.

Sonda Akatsuki detectó una estructura enorme e inmóvil en la atmósfera de Venus.Pixabay

La sonda Akatsuki de la agencia espacial japonesa ha detectado una estructura enorme e inmóvil en la atmósfera de Venus, según desvela un estudio publicado esta semana en la revista Nature Geoscience.

Se trata de un hecho difícil de explicar, pues en la espesa atmósfera superior de Venus las nubes de ácido sulfúrico se mueven a una velocidad de 100 metros por segundo, mucho más rápido que la rotación del planeta, donde un día dura más de lo que tarda en dar la vuelta al Sol.

El investigador Makoto Taguchi, de la Universidad de Rikkyo, en Tokio (Japón) y su equipo han detectado una enorme región brillante con forma de arco que se extiende a lo largo de unos 10.000 kilómetros a través de la atmósfera superior de Venus, en la cima de las nubes.

La sonda Akatsuki entró en la atmósfera de Venus a finales de 2015 y observó esta estructura durante varios días. En ese tiempo la extraña onda no se movió, a pesar de los vientos atmosféricos. Se mantuvo inmóvil sobre una región montañosa de la superficie del planeta.

Los autores creen que esa estructura, cuya temperatura es mayor que la de la atmósfera que la rodea, es resultado de una onda generada en la atmósfera inferior que fluye sobre la topografía montañosa de la zona; un fenómeno similar al paso del aire entre montañas de la Tierra.

Aunque sigue sin quedar claro que las ondas provocadas por las montañas se puedan propagar hacia la cima de las nubes de Venus, las observaciones realizadas apuntan a que las dinámicas atmosféricas de este planeta son mucho más complejas de lo que creía hasta ahora.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Somos mejores recordando nombres o caras?

El “sol artificial” de China no es único