La mitad de las manchas de sangre de la Sábana Santa de Turín son falsas

Tras realizar pruebas forenses sobre el sudario de Cristo, dos investigadores han llegado a la conclusión de que las manchas en la tela no coinciden con la posición de un cuerpo ni en la cruz ni en un sepulcro. La forma de estas sería obra de un artista.

Al menos la mitad de las manchas de sangre del manto de Jesús serían falsas, ya que no son compatibles con la posición de un cuerpo ni en la cruz ni en un sepulcro. Captura de pantalla Youtube.

Para la religión católica, la Sábana Santa de Turín es uno de los objetos más valiosos de su tradición. Su composición ha llamando la atención de la ciencia en distintas ocasiones. Esta vez, un antropólogo inglés y un químico intaliano decidieron estudiarla para saber si las manchas que posee corresponden a un cuerpo ensangrentado que fue envuelto con esa tela. 

Para saberlo ambos realizaron pruebas técnicas forenses sobre la sábana. Uno de los autores, Luigi Garlachelli, de la Universidad de Pavía, hizo de voluntario para probar si envuelto en una manta y sangrando (utilizaron real y sintética) el líquido formaba manchones similares a los que están impresos en el sudario. La idea era identificar cuál debía ser la posición de su tronco, brazos y muñecas. Para ser más precisos, se valieron también de un maniquí para la simulación. 

Al final llegaron a la conclusión de que al menos la mitad de las manchas de sangre serían falsas, ya que no son compatibles con la posición de un cuerpo ni en la cruz ni en un sepulcro. Así lo indicaron en la publicación del Journal of Forensic Science. La hipótesis que sostienen los autores es que las manchas del manto de Turín sean realmente producto de un artista.

Esto es porque las muestras de sangre sobre la tela no coinciden con marcas ubicadas a la altura de la cintura, marcas que corresponderían a la sangre de la herida del costado de Cristo tras su muerte. Por eso los científicos las han catalogado como "irreales". Ya que, "en línea con los análisis ya existentes, como la datación por radiocarbono, según la cual el sudario es un producto artístico medieval", indicaron los autores en el diario italiano La Stampa.