La primera fotografía enviada por InSight, la nave de la Nasa que acaba de llegar a Marte

Una captura de Elysium Planitia, una zona plana y lisa donde aterrizó el módulo, fue la primera imagen que envió la nave tras tocar suelo marciano.

Imagen de la superficie Elysium Planitia, enviada por la nave InSight.EFE - NASA

Tras atravesar la atmósfera de Marte a una velocidad de 20 mil kilómetros por hora, InSight, la nave de la Nasa sobre la que hoy recayeron todas las miradas del mundo, aterrizó en la superficie del planeta rojo. Tras hacerlo, una de las primeras cosas que hizo fue enviar una fotografía que capturó de la Planicie Elysium, el lugar donde se posó. (Lea: La misión InSight de la Nasa aterrizó con éxito en Marte)

Aunque esa área es una de las más aburridas del planeta rojo, era la zona más segura para realizar el aterrizaje. Lleno de polvo, es un territorio llano y sin accidentes geográficos, ideal para evitar contratiempos en el tránsito de InSight.

Como lo habían dicho con anterioridad, llegar al suelo marciano era un verdadero reto. La nave tenía que superar los llamados “Siete minutos de terror”, un lapso en el que debía frenar. La velocidad a la que atravesó la superficie fue cercana a los 20 mil kilómetros por hora.

“La vista de InSight es una extensión lisa y plana llamada Elysium Planitia, pero su espacio de trabajo está debajo de la superficie, donde estudiará el interior profundo de Marte”, fueron las palabras que publicó la Nasa en Twitter, junto con la fotografía.

Minutos antes, el equipo en la sala de control del Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena (California, EE.UU.) había recibido la señal del aterrizaje. Tras escuchar que InSight había tocado la superficie de Marte, celebraron en medio de abrazos y aplausos. En Twitter publicaron un breve video de la celebración:

InSight tuvo un costo de $US 993 millones. Su objetivo será registrar los movimientos y temblores del planeta rojo y recopilar datos que ayuden a descifrar si alberga o no vida. Para hacerlo cuenta con varios instrumentos entre los que se encuentran un sismómetro que empezará a funcionar dentro de 40 días con la ayuda de un brazo robótico. También está equipado con una herramienta a la que le llaman “topo”. Se trata de un artefacto que puede penetrar hasta 5 metros bajo la superficie para dejar sensores que medirán la temperatura.

825810

2018-11-26T16:29:57-05:00

article

2018-11-26T16:29:57-05:00

ssilva_250624

none

- Redacción Ciencia

Ciencia

La primera fotografía enviada por InSight, la nave de la Nasa que acaba de llegar a Marte

90

4021

4111

Temas relacionados