La primera misión para retirar basura espacial será lanzada en 2025

La Agencia Espacial Europea informó que está planeando la primera misión, llamada ClearSpace-1, para sacar de órbita basura espacial. En 2025 esperan retirar un trozo del cohete Vega, que quedó abandonado en 2013.

Recreación de un sistema de retirada de basura espacial. ESA

ClearSpace-1 será la primera misión espacial destinada a eliminar escombros espaciales de la órbita terrestre. La Agencia Espacial Europea (ESA) ha informado que planea su lanzamiento para mediados del año 2025. (Le puede interesar: Científicos rusos patentan sistema para recoger la basura espacial)

En este primer esfuerzo, el objetivo será la eliminación segura de un objeto inactivo de propiedad de la ESA que se encuentra en la órbita terrestre baja. Se trata del adaptador de carga secundaria del cohete Vega (con el que la ESA lanza sus satélites) que quedó abandonado a una altitud de entre 660 y 800 kilómetros después de su segundo vuelo, en 2013. Tiene una masa de 100 kilogramos, similar a la de un satélite pequeño, lo que lo convierte en un buen candidato para esta primera prueba.

¿Cómo será la misión ClearSpace?

El ClrearSpace -1 se lanzará en primera instancia a una órbita inferior de 500 kilómetros de altitud. Allí realizará algunos ensayos críticos antes de ascender a la órbita final para encontrarse con su objetivo.

Una vez se encuentre con el adaptador del cohete vega, lo amarrará con sus cuatro brazos robóticos y se lanzará contra la atmósfera, donde se prevé que se desintegre junto a su captura. Los científicos aseguran que en el futuro se intentará también que el sistema sea reutilizable. (Le puede interesar: Destrucción de un satélite pone en peligro a la Estación Espacial Internacional)

Con esta nueva misión, la ESA busca seguir desarrollando tecnologías esenciales de guiado, navegación y control, así como métodos de encuentro y captura, a través de un proyecto denominado ADRIOS (Eliminación Activa de Desechos/Servicios en Órbita.

El gran problema de la basura espacial

La órbita terrestre, que parecía inmensa, empieza a estar saturada después de cincuenta años en los que las distintas agencias espaciales han estado lanzando objetos afuera del planeta. Actualmente hay más de 2.000 satélites en funcionamiento y otros 3.000 fuera de servicio. Además, se han catalogado otros 20.000 objetos como basura espacial, según datos de la Oficina del Programa de la Nasa de Restos Orbitales, actualizados el 30 de junio de 2019. Por eso, cada año se gastan millones de euros en el desvío de satélites para evitar choques. (Le recomendamos: La basura espacial supera ya los 19.500 fragmentos en órbita)

“Aunque mañana mismo se detuvieran todos los lanzamientos al espacio, las proyecciones demuestran que la población total de desechos orbitales seguirá creciendo, ya que las colisiones entre objetos generan nuevos desechos mediante un efecto cascada”, informó Luisa Innocenti, responsable de la iniciativa Espacio Limpio de la ESA al diario El País de España.

La ESA tiene otros proyectos con los que planea reducir el problema de la basura espacial. Uno de esos es el telescopio láser que planea instalar en el Teide para que siga fragmentos de chatarra orbital y que, en el futuro, podría funcionar como un cañón para eliminar los pedazos más amenazantes. ¿Cómo? Desviando los objetos para que caigan a la atmósfera y se desintegren por rozamiento.

895326

2019-12-11T12:04:23-05:00

article

2019-12-11T12:04:23-05:00

dquinterod_262359

none

- Redacción Ciencia

Ciencia

La primera misión para retirar basura espacial será lanzada en 2025

69

4468

4537