Matemáticos midieron el declive de la memoria colectiva

La música mostró la disminución más aguda en nuestra memoria colectiva (6 años) mientras las biografías de las estrellas deportivas perduran más tiempo (20-30 años).

El 9 de abril de 1948 Bogotá sucumbió ante las llamas de la revuelta social conocida como "El bogotazo". Wikipedia

¿Cuánto tiempo tardará en borrarse de la memoria colectiva de los colombianos que existió un gran escritor que hizo volar a uno de sus personajes entre mariposas amarillas? ¿Y cuánto recordaremos las trifulcas políticas entre Uribe, Santos y Petro? ¿Será que las historias de las masacres de los años noventa o el Bogotazo se disolverán en el tiempo antes de lo que creemos? ¿Y las canciones de Shakira y Carlos Vives que todo el mundo tararea hoy cuánto soportarán en la frágil memoria?

Bajo el fascinante título "El declive universal de la memoria colectiva y la atención” cinco matemáticos, unos del MIT, otros de la U. de Northeastern en EE.UU y de la Universidad del Desarrollo en Chile, decidieron medir la velocidad a la que decae nuestra memoria. En otras palabras, la velocidad del olvido.

Cristian Candia, C. Jara-Figuero, Carlos Rodriguez-Sickert, Albert-László Barabási y  César A. Hidalgo’ dicen en la introducción de su artículo publicado en Nature Human Behaviour que “las palabras de Neruda -Es tan corto el amor y tan largo el olvido- expresan elegantemente el hecho de que, cuando las personas están enamoradas, están pensando constantemente en sus seres queridos, pero una vez que el amor se desvanece, los recuerdos también se desvanecen. Inspirados por Neruda, preguntamos si la sociedad también experimenta las dos fases de la memoria: una fase inicial de alta atención, seguida de una fase más larga y lenta de olvido”.

Entre los distintos enfoques de investigación que se han planteado los psicólogos y científicos sociales para analizar el fenómeno de la memoria colectiva, los autores del trabajo se inclinaron por medir el consumo de contenido cultural a través de distintas plataformas digitales. Los autores analizaron las interacciones en perfiles de Wikipedia de alrededor de 1,700 estrellas deportivas, citas de casi 500,000 artículos de física, datos sobre 1,7 millones de patentes, información de Spotify para 33,000 canciones y 15,000 reproducciones de películas en otras plataformas de video como Youtube. 

Los recuerdos colectivos son sostenidos por las comunidades, explican, y pueden ser tan grandes como todos los hablantes de una lengua o tan pequeños como una familia. Esa memoria colectiva y la atención de la que depende se sustentan en dos canales: la comunicación oral (memoria comunicativa) y el registro físico de la información (memoria cultural).

Los cinco científicos sospechaban que debido a las propiedades atribuidos a cada tipo de memoria (la memoria comunicativa es de corta duración en comparación con la memoria cultural), “la atención recibida por la memoria colectiva disminuiría rápidamente al principio, mientras que la memoria cultural debía seguir una disminución más suave y prolongada en el tiempo”.

Los resultados del análisis matemático demostraron que existe una primera fase de fuerte descenso en la atención que parece dominada por el proceso de memoria comunicativa que es la transferencia directa de información entre seres humanos, el “boca a boca”. En una segunda fase, más duradera, opera la memoria cultural que se sustenta en grabación física de esa información en diferentes soportes.

Aunque la curva de comportamiento para esa memoria colectiva es la misma en todos los casos, la música mostró la disminución inicial más breve y aguda de la atención (6 años) y las biografías en línea de las estrellas deportivas más largas (20-30 años).

“Estos hallazgos muestran que la atención promedio que reciben los productos culturales decae tras una función biexponencial universal”, concluyeron.

 

 

828519

2018-12-11T12:01:44-05:00

article

2018-12-11T12:03:36-05:00

pablocorreatorres_94

none

Pablo Correa

Ciencia

Matemáticos midieron el declive de la memoria colectiva

57

3857

3914