NASA defiende la cancelación de la caminata espacial 100% femenina

Tras la polémica generada el pasado lunes, la agencia espacial insiste en que la cancelación no se ha tratado de un asunto sexista sino de una falta de trajes puesto que ambas astronautas necesitaban trajes talla M y solo había uno en la nave.

La astronauta de la NASA Christina Koch (centro) asiste a sus compañeros astronautas Nick Hague (izquierda) y Anne McClain (derechea) para ajustar sus trajes espaciales poco antes de comenzar su primer paseo espacial el pasado 22 de marzo.NASA

La NASA se defendió este miércoles de las acusaciones de sexismo por su decisión de cancelar la caminata espacial de dos mujeres astronautas, asegurando que se debió a la falta de trajes. Se trataba de un asunto que la agencia espacial anunció el lunes como una salida de la Estación Espacial Internacional (ISS) para una operación de mantenimiento que estaría finalmente conformada por Christina Koch y Nick Hague, en lugar de Koch y Anne McClain, que son las dos mujeres actualmente a bordo, de un equipo de seis. (Lea: La NASA cancela el primer paseo espacial femenino por falta de trajes para las astronautas) 

La ISS cuenta son un solo traje de talla mediana apto para este tipo de caminatas espaciales, y las dos mujeres se dieron cuenta de que ambas necesitaban esa talla. Anne McClain confirmó que el tamaño M le sentaba mejor que el L después de su salida al espacio el 22 de marzo. La salida McClain-Koch habría sido la primera salida 100% femenina después de más de 200 desde 1998, y la NASA había subrayado la importancia de este momento.

La cancelación provocó consternación en fanáticos del espacio y feministas, que vieron la falta de preparación de la NASA como la herencia de décadas de dominación masculina, especialmente porque la agencia espacial anticipa meticulosamente cada detalle de las misiones, y prepara un regreso a la Luna para 2024. "Hagan otro traje", dijo la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton en Twitter.

"Podemos enviar a un hombre a la Luna, pero ¿no somos capaces de fabricar dos trajes de tallas femeninas?", escribió en esa red Julie Cohen, directora de la película "RBG", sobre la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg.

Esos trajes de la NASA se desarrollaron en 1974 y nunca han sido renovados. Constan de varias piezas: una es la parte superior del torso, que es dura y une el casco y los brazos, y es la que presenta el problema.  Todavía hoy hay dos de cada tamaño: M, L y XL. Pero solo un M y un XL están operativos. Los otros se usan como piezas de repuesto que requieren doce horas de montaje, según la agencia espacial.

"Doce horas adicionales habrían obligado a posponer la fecha de la salida espacial, lo que habría sido difícil debido al calendario de la estación, adonde deben llegar los vehículos de carga", dijo su portavoz, Brandi Dean, a la AFP. Dean señaló, además, que la NASA no programó inicialmente un dúo femenino a propósito: "Simplemente sucedió así".

La propia McClain disculpó a la NASA: "Esta decisión se basa en mi recomendación", tuiteó el miércoles. "No debemos aceptar jamás un riesgo si se puede evitar. La seguridad de la tripulación y la ejecución de la misión siempre son prioritarias".

Temas relacionados