Nohora Hoyos: "Siempre he dicho que no me gradué"

La Presidenta Ejecutiva de Maloka defiende su gestión al frente del centro de ciencia.

Nohora Elizabeth Hoyos, Presidenta ejecutiva de Maloka.

Hay un tema central en el informe de la Contraloría: $5.500 millones de los $9.250 millones que pidieron para construir la segunda etapa se gastaron en otras cosas. No se menciona en el tercer informe. No está claro porque no se invirtieron.

Los estatutos se han cambiado varias veces. Ellos no se habían dado cuenta. En este momento estamos en una reforma importante. Yendo al punto concreto. Los recursos entraron a capital. No por convenio o contrato. Entraron por un acto administrativo que tiene detallado todas las actividades que hacemos. Nosotros le pegamos en esa época y siempre lo hacemos, a los Planes de Desarrollo, de la administración que corresponda. En ese Plan de Desarrollo estaba clarísimo el objeto social de Maloka, habla de apropiación social, cultura ciudadana hacia la ciencia. Mandamos como siempre muchos aportes a los planes. Con base en un desgloses de lo que hacemos y como pegaba a planes de desarrollo fue como se trasladó ese monto. Nosotros desarrollamos ese montón de actividades según ese acto administrativo. Cuando se terminó de ejecutar, pasamos un informe jugoso y detallado a la Secretaria de Desarrollo que fue recibido a satisfacción. Siempre hemos sido impecables con los recursos. Al ser aporte a capital ni siquiera teníamos que dar el informe.

¿Qué es aporte a capital?

Hay dos formas de dar plata a Maloka. Una forma es un convenio. Un contrato. Te contrato para hacer algo específico. Y yo tengo que entregarte bajo un presupuesto, tengo que entregar resultados y me vas pagando de acuerdo a cronograma. La segunda forma, es donación o patrocinio. La tercera forma, porque somos una corporación de ciencia y tecnología, las diseñamos Eduardo Posada y yo, funcionan con base en entidades públicas y privadas que deciden hacer un aporte y ellos se vuelven socios. En nuestro caso socios perennes y sin cuotas anuales. Ese aporte entra directamente a capital. Y esto tuvo categoría de aporte porque así está hecho el acto administrativo. No hubo ningún tipo de negociación previa. Ni hay un contrato ni convenio. Hay lo que ellos llaman acto administrativo. Yo te traslado unos recursos para que fortalezcas tu capital.

Ese es el meollo y el centro del debate. Esa es la justificación posterior. Pero antes, cuando pidieron la plata, en cartas, en consejo directivo, eso se consigue con la promesa de la segunda etapa.

Eso era parte de un todo. Y te explico en qué sentido. Lo he hecho toda la vida. Maloka hace una gestión para fortalecerse tanto en capital como operación. Son dos cosas diferentes. Tocar la puerta y decirle a un secretario de desarrollo, compartir con ese líder, las cosas para las que estamos hechas, y que no tenemos recursos, es una conversación amplia, tomando todas las cartas que quieran, y en ese momento necesitábamos las dos cosas. En ese momento estábamos solicitando recursos para la segunda etapa en un programa que se llamaba Rie: Renovación y expansión. No puedo crecer algo sin que lo que esté de base esté muy bien. Entonces en ese programa se incluyen no solo construcción. Tengo la red de profesores, cómo la renuevo, cómo la revitalizo. El programa Ubícate que es un programa precioso de construir tu proyecto de vida. Si tengo clubes de ciencia y tecnología cómo los fortalecemos, para que cuando tengamos recursos de segunda etapa esto este tan fuerte que florezca. Esos recursos entraron así. Eso dice el acto administrativo.

¿Qué tan cierto es que Maloka solo tuvo ganancias un año?

Es muy buena tu pregunta. Me gusta que me la hagas. Las organizaciones como la nuestra todas necesitan un apoyo económico para la operación y funcionan así. No solo apoyo económico sino que además necesitan un concepto en lideres públicos y privados que les permita no solo sobrevivir sino cumplir la rentabilidad. La nuestra es la rentabilidad social. Y les doy un ejemplo para que se desmayen: el año pasado Maloka pasó casi 800 millones de impuestos. En un tema que se llama impuesto de pobres. Si tuviéramos rentabilidad financiera, como empresa privada, nos desenfoca. A nosotros nos cobran impuesto de empresa comercial. Nuestra función es servir a la comunidad. Tú me conoces hace mucho tiempo. Llevo 40 años con amor y pasión servir a la comunidad. Es mi único sueño. Yo empecé en el Instituto de Cancerología viendo morir a la gente por ignorancia. Y eso a mí me dejó marcada. Allá nace mi Maloka, entre los pacientes con cáncer muriéndose. Aquí no puedo seguir como científica tengo que trabajar para que la calidad de vida de la gente cambie. Con esa filosofía hemos construido a Maloka con las uñas. Somos los únicos que nacimos sin un peso de capital de trabajo. Esto fue el acto de valentía y arrojo y compromiso con la sociedad más grande. Fue un acto heroico. Cuando lo que haces es seguir adelante creyendo en el país, creyendo en la gente y aportando aunque no tengas capital de trabajo es un gran acto de valentía. En ese momento estábamos en la peor época del narcotráfico, de la guerrilla, y no se me olvida el día que primera página del periódico decretaron emergencia económica, todo estaba junto, y nosotros arrancando una organización que lo que ha tenido es visión de mediano y largo plazo, pensando no en la firma de un tratado, es quien eres tú, como puedes ser libre amando aprender, como puedes crecer, como se respeta tu identidad y tu integridad, puedes construir tu proyecto de vida, y yo creo que la paz nace ahí. Esa es la filosofía Maloka. Yo soy de las ciencias básicas pero es como la humanización de la ciencia, por eso tomamos riesgos, estábamos consientes que ser pioneros cuesta mucho y eso fue lo que hicimos, ser pioneros. No solo para la organización como la concebimos, sino a la filosofía del contexto y la coherencia que quiere dar Maloka.

La lectura de esos informes lleva a fabricar una hipótesis. Ustedes crean Maloka y año tras año se va agudizando el déficit. Comienzan ganando $55 millones y pasan a perder hasta $3 mil millones. Cuando piden recursos para la segunda etapa están buscando recursos pero tiene un hueco. Lo que sucede es que en vez de una reestructuración profunda, el dinero se va a tapar huecos.

No es que recursos de segunda etapa fueran para tapar huecos de la primera. Por eso hablo de renovación y expansión. Porque es un paquete. Desafortunamente muchas promesas casi tangibles que teníamos no se cumplieron. No era para tapar huecos. Esa plata no lo era. Era para cumplir el objeto de Maloka. La concepción que tenemos es que al ser un solo Maloka, que se renueva y expanda, con una visión que necesitamos de nuestros líderes públicos y privados, entendiendo que esto es un tesoro nacional, podamos con los recursos renovar para expandir. No es deme para construir. El error sería muy grande. No puedes expandir un edificio como tal porque nuestra misión es una rentabilidad social. Como nos fortalecemos para crecer donde quiera que sea que haya que crecer. A nivel nacional crecimos mucho. Empezamos con la Maloka viajera, y seguimos viajando a rincones más apartados, con comunidades más alejadas. Como lo que tenemos ahora, el nuevo modelo de negocio, pero también con la solicitud perentoria del apoyo de los gobiernos y también del sector privado. En Bogotá tenemos un reto. No es un problema. Es una oportunidad. Es de todos y no es de nadie. Acá no es fácil conseguir recursos. De esa carta te muestro 2.000 iguales de solicitud de recursos, apoyos, patrocinios. Para manteneros y florecer. Hemos sido cíclicos. No de una vez para abajo en los resultados anuales. Lo que pasa es que independiente de nuestro modelo hemos enfrentado avatares muy complicados. Cuando llegó la gripe H1N1 que fuimos los príncipes de la divulgación, porque Secretaria de Salud nos usó para informar a la gente, se cayeron las ventas totalmente. Un semestre casi no vino la gente. Entonces, los aspectos externos nos golpean. Cuando salió el escándalo de la contraloría, igual que hace 15 días con la noticia de El Espectador, la gente se asusta. La cultura colombiana es de creer que has cometido el pecado sin pasar por un filtro. Y en lugar de dar el beneficio de la duda lo condenan a uno, como me condenaron a mi desde hace 15 días. Lo único que he hecho es servir. En mi vida he tocado un peso público.

Hace 12 años estábamos hablando de crisis en Maloka. ¿Es imposible tener un centro interactivo en Bogotá o estamos frente a un caso de mala administración?. Hay un detalle aquí que apunta a la segunda posibilidad. Piden $ 9250 millones, se los dan, comienzan el proceso, pagan $ 600 millones y la licencia se vence. ¿No es mala planeación?

Te tengo que contar una historia que no está ahí. Llevo 5 años como Miembro de la Junta de la Asociación Mundial de Centros de Ciencia, a mi no me creen mis compañeros de toda la vida que no tengamos recursos externos. Jamás lo lograríamos, me dicen. En países ricos. Que entienden que es eso. Entonces al contrario. Creo que no solo ha sido excelente administración porque ha sido absolutamente transparentes, cero pesos desviados, cero pesos robados.
Mala administración no significa corrupción

Mala administración significa manejar mal las cosas.

Al contario un peso los volvemos mil. No fue sobre los $9500 millones que pedimos la licencia. En esa época la Secretaria de Desarrollo Económico, durante Clara López, la alcaldía y secretarios de desarrollo, dejó unos recursos muy importantes para segunda etapa en el presupuesto, que cuando pasan a siguiente alcaldía no se ejecutaron. Yo fui a hablar con el Presidente dos veces, con el proyecto, para que fuera equitativo: $ 20.000 millones de aportes del gobierno nacional, las dos veces fui con el doctor Llinás, eran recursos nacionales, otros $20.000 millones del distrito, y yo gestione la tercera suma, con el sector privado, las empresas constructoras. Felices de que termináramos el proyecto. Ellos me habían hecho la promesa. Estaban en presupuesto para ser ejecutados. Y entonces, respetables las decisiones, entra la siguiente administración y decide que los recursos no son para terminar Maloka. Se paraliza la ecuación, cuando de la mano de junta directiva superjuicicios, concreto esta en la junta directiva, se hizo un cronograma de proyecto impecable, y ahí trastabilló. Los 9000 millones no respondieron a mis cartas sino a concepto global que conversábamos con la secretaria de desarrollo.

¿Cómo se prueba eso?

Nohora Hoyos: Como un acto administrativo. Te lo pongo de otra manera. Si hubiera sido para responder a segunda etapa me hacen un contrato contra un resultado. No me mandan a capital la plata. Ese acto administrativo no es la segunda etapa, dice todas las actividades que hacemos. No dice que para construir la segunda etapa.

Ricardo silva (Gerente Jurídico de Maloka): Quisiera partir de preguntarles si han leído los actos administrativos. Quisiera pedirles que le den una lectura a los actos administrativos. Ahí van a encontrar la respuesta. Léanlos todos. Todos los actos administrativos. Cuando la Contraloría audita a Maloka, el equipo auditor viene, los auditores tienen un lenguaje sobredimensionado. Es su trabajo. Ellos encuentran que los actos administrativos estaban con una destinación específica. Y ese es el primer error que estaba dado ahí. Pues la destinación específica está definida en la ley. Si buscan en internet que son recursos de destinación específica. ¿Surgen de un acto administrativo si o no? Cuando los actos administrativos son manifestación unilateral del Estado. El Estado habla a través de actos administrativos. Son de interés particular o general. Estos son de interés general. Estos actos nunca le fueron notificados a Maloka. La notificación de una decisión administrativa cobra trascendental importancia en el entendido de que cuando a uno le comunican algo uno lo acepta o no lo acepta. Los abogados hablamos de la posibilidad de tener oponibilidad a esa decisión.

¿Qué fue lo que no les comunicaron?

Ricardo Silva: La decisión. Sencillamente apareció la plata en plata.

¿Entonces el distrito dona los 9500 millones bajo su criterio unilateral?

Nohora Hoyos: Primero nos trasladan la plata, yo misma dije y para qué es esa plata. Les solicitamos…

¿O sea que ustedes no habían pedido la plata y les aparecieron $ 9500 millones en la cuenta?.

Nohora Hoyos: Yo pido todos los días plata. Eso es distinto. Yo te la pido sentado ahí. Por favor ayúdanos a promover Maloka. O para la segunda etapa que El Espectador se vuelva el líder. Esa es una forma de pedir plata. O por carta. Deme 9000 millones para la segunda etapa no está pedida. No está pedida por carta.

Ricardo Silva. Llega la plata. ¿Pero de donde me llega? Maloka a través de sus funcionarios llama a la Alcaldía. Ellos envían después los actos administrativos. No como una comunicación oficial. En ese momento el distrito desarrollaba el Plan de Desarrollo que es el sub capítulo 5.25, Bogotá Ciudad del Conocimiento. Dentro del desarrollo de ese subprograma, el distrito de manera unilateral considera que Maloka es un aliado estratégico, en la puesta en marcha de ese programa y desarrolla ciertos ejes. Ahí están plasmados. En alguno de los actos administrativos en una frase se coloca segunda etapa, contenidos temáticos, no construcción. Y son temas naturalmente diferentes. Ahora otro punto. Tan solo les dejo inquietudes. Con ese informe de auditoría tan fuerte la Contraloría pasa a la segunda fase que es aperturar proceso de responsabilidad fiscal. Ahí están convocados todos los secretarios de desarrollo económico y que firmaron cada una de las resoluciones. Dentro de ese proceso la primera pieza procesal es la exposición libre del vinculado. Sus descargos. Lo primero que aclaramos a la Contraloría que por favor hiciera la distinción que son recursos de destinación específica y cuáles no. Y si a través de acto administrativo se podía hablar de destinación específica. Luego le hicimos con más amplitud el desarrollo del proceso. La Contraloría oficia a la Secretaria de Desarrollo Económico y le dice, oiga usted puso este dinero y no hizo seguimiento a ese dinero. La Secretaría le dice que el distrito capital lo que hizo fue un incremento de aportes en su participación en Maloka. El distrito sacó una plata y la aportó, porque quiero dar un alcance a mi programa 5.25 y porque en mis estatutos me permite hacer aportes a capital. ¿Qué son los aportes? Tenemos que ir a los estatutos. Porque todo tiene una regla. Maloka a través de su junta directiva puede hacer uso en la forma en que disponga su cuerpo administrativo de esos recursos que conforman el patrimonio de la corporación.

Si miras las resoluciones, a título de incremento de aportes, aporto la plata. Coetáneamente con la llegada de estos recursos, la dra. Nohora Elizabeth lanza una cantidad de solicitudes para efecto de construcción de segunda fase. Cuando el equipo de auditoria llega encuentra las cartas de ella y encuentra las resoluciones. La segunda fase no costaba 9 mil millones sino 40 o 50 mil. Lamentablemente le hicieron conejo a Maloka con el saldo. Si a la junta le llegan los 40000 hacen la obra. Bajo criterio de discrecionalidad estatutaria se invirtieron los recursos. Se invirtieron en contenidos temáticos.

Entiendo la argumentación pero nos confunde más. La justificación se puede hacer desde ahí, pero en una lógica más sencilla, Nohora toca puertas para construir una segunda etapa, pide dinero para eso. Lo siguiente es un desembolso que a ustedes los sorprenden. Ellos lo justifican como la segunda etapa y ustedes se sorprenden cuando antes habían hablado de eso.

Ricardo Silva: yo no dije eso. Todo menos que había llegado para segunda etapa. Y nos sorprendió.

Les consignan, no les avisan y tenía una destinación que ellos definieron. En esa teoría no cuadra la justificación de las conversaciones previas.

Nohora Hoyos: ya vi donde está el vacío de información. Las conversaciones son paralelas. Aquí hay un megaproyecto que yo dividí en tres. 20 20 20. Este proyecto tiene unas estrategias, que el presidente, el alcalde, esto lo dejaron en presupuesto y con el sector privado. Por aparte le sigo diciendo a todo el mundo, a todos los actores, necesitamos terminar la tarea. Igual que a asociados. La renovación y expansión es una constante desde que terminamos el pilotaje. Que los momentos políticos y económicos no se dieron para esto, y necesitábamos una alcaldía que se comprometiera. La misma conversación. Aquí coincidió. La misma conversación. Esto fue antes que esto. Esta conversación gorda, obviamente no puedo ser tan irresponsable de hacer un proyecto de segunda etapa con 5 ni 9 mil. Tenía que apostarle a tener lo más cercano a la cifra total de la segunda etapa. Y esto es un proyecto aparte. Arquitectónicamente.

¿Cuánto dinero tenían cuando pagan la licencia de construcción?

Hay una coyuntura temporal, cuando presidencia dice que si dos veces, cuando la alcaldía dice que si, Clara López. Entonces arrancamos con pagar la licencia, porque si yo no le creo al Presidente y al Alcalde a mí que me queda en la vida, pero les creí, ahí estamos colgados. La misma junta dice que paguemos la licencia de construcción. Esa plata entre otras la recuperamos y se devolvió. Los 9000 no hacen parte de los 20.000 del distrito. Esos 20.000 los deja Clara López en presupuesto pero la siguiente administración dice que no y se nos desbarata el entable y se paraliza esto.

¿Cuando vale la operación anual de Maloka?

Mas o menos $ 13.000 millones. Nosotros producimos 11 mil a 12 mil. Y mil se van en impuestos. ¿Qué pasa? Dependiendo de los avatares del año quedamos con cierto déficit. Pero mi labor de administradora, es que logremos un compromiso permanente de los gobiernos para darle lo que yo llamo los rieles a Maloka, el respiro.

Algo llamativo del estudio es que 70% de recursos de Maloka se iban en personal. Esto es muy alto les dicen.

No. Nosotros explicamos eso. La diferencia de percepción. Maloka trabaja mucho por proyectos. Contratamos mucha gente.
La justificación que dan ustedes es que operan como un centro de producción de conocimiento y desarrollo tecnológico y esos son los estándares internacionales.
Son también los estándares. Tenemos todos nuestros estándares de operación comparadaos. En gastos estamos mas debajo de la media.

La justificación es que son un centro de desarrollo de conocimiento y tecnológico. Pero eso tiene un significado en ciencia y es algo que eso se mide en patentes, artículos, productos. ¿Tienen eso?

Hacemos investigación en nuevas formas de educación aprendizaje. Pero no somos el formato de centro de desarrollo tecnológico. Aunque curiosamente somos aprobados por Colciencias como centro de desarrollo tecnológico, porque quisieron abrir la puerta para que las organizaciones que trabajamos en cultura ciudadana seamos reconocidas y respetadas. Hacemos investigación en cosas menos tangibles que aparatos y productos y servicios, fuimos los que gestamos la primera batería de indicadores de lo que le pasa a la gente con estrategias de educación no formal. Tenemos alianza con el Observatorio de Ciencia y Tecnología. Hoy sabemos que le pasa a la gente. Eso es hacer investigación. Como eso no está claro en las políticas públicas, igual que no estaba la apropiación de la ciencia, seguimos siendo pioneros pero si tenemos gente que hace investigación, gente que en trabajo de campo está haciendo esa labor. Lo más importante que tenemos es la gente.

Gran porcentaje de dinero se va en personal. Su justificación es que son productores de conocimiento y esos recursos humanos son costosos. Pero al mirar la nómina los salarios no están en personas de ese campo. Los salarios altos son administrativos.

En una organización como la nuestra la palabra administrativa es distinta. Es relativa. Un administrativo es el gerente. Pero el resto son técnicos. Yo soy técnica. Porque yo todo el tiempo estoy generando conocimiento. El equipo de dirección es técnico. Si coges a la dirección de ciencia y sociedad, a la dirección de proyectos, que es una bióloga, todo el tiempo generamos, aplicamos, transformamos el conocimiento, administramos y hacemos la parte técnica al tiempo. Tenemos un grupo de apropiación social de la ciencia ante Colciencias. Es la primera vez que una organización como la nuestra tiene un grupo de investigación.
Nosotros abrimos camino al concepto de cultura ciudadana. El cambio que se está dando ahora, como se abre el camino, ya no somos solo nosotros, esta Explora, el museo que hicimos de Barrancabermeja, estamos terminando el museo de La Guajira. Eso es parte de la lucha permanente para que se creen y acepten parámetro de lo que hacemos. O sino se seguiría viendo como algo de segundo nivel. Una cosa es biotecnología y otra de apropiación. Son igualmente importantes.

En muchas entrevistas y textos desde hace 20 años usted se presenta como bióloga molecular de la Universidad de Yale. Pero no hay registros suyos en la Universidad de Yale.

Si. Pero yo no me gradué. Y a todo el mundo le he contado. Por eso no pongo ph.D ni nada. Una historia personal. Hice como año y medio con una beca personal que me dio mi amiga y desafortunadamente estaba separada. Fue mi ex marido por mí y me trajo. No termine. Siempre lo he dicho. Hice un proceso corto.

Siempre se presenta así.

Si. Ok. Todo lo que estudié allá sirvió un montón y fue lo que implemente en cancerología, por eso me recibieron en el Instituto de Cancerología. Monté genética, inmunología, patología ultraestrucural, cosa que la gente aquí no sabía. Siempre he dicho que no me gradué. Siempre fui honesta con eso. Mal haría en inventar cosas que no son. Esa es la verdad. No me gradué. He hecho otro montón de especializaciones. Y experiencialmente aprendí un montón de cosas.

¿Por qué se presenta así?

Hay una cosa importante, que me parece bien interesante. Hay cosas que no dependen de un cartón. Hay gente que tiene el cartón y no sabe. Trabajé casi 10 años en cancerología. Fui una de las primeras que cultivó células madre en Colombia. Manejaba cromatografía de gases que aquí no existía. Aquí justamente el cambio de vida es porque aquí no tenía los equipos que tenía allá. No tenía la posibilidad de acceder a los recursos. Aquí me cobraban una pipeta. No era una bióloga normal sino una bióloga muy distinta en el sentido de la formación experiencial que tuve allá. Yo no terminé. Nunca he dicho que termine. No creo que el tema de los cartones. Tengo 50 cartones de otras cosas. Acabo de llegar de Georgetown donde me dieron el megadiploma, la semana pasada, becada, de un curso precioso, de liderazgo transformador. No creo que el diploma diga lo que tú haces, yo abrí el camino, que abrí en cancerología fue espectacular.  Yo te pido un favor. No destruyan más mi imagen. No le sirve al país. A tantas niñas, tantas mujeres que creen en mí. He dado ejemplo de que si se puede. He abierto un camino tanto como investigadora sin recursos porque era un anatema hacer investigación, yo la hice, publique muchas cosas, traje tres premios nobel. Yo si les pido, que atacarme a mi…

Esto no es un ataque. Es algo muy sencillo. No es nada personal. Es en un intento por entender que ha pasado con esta institución. Esto es un símbolo del país. Y lo que hemos visto es una pérdida de liderazgo, problemas que están ahí planteados. ¿Qué ha estado fallando?

¿Fallando es un diploma? No lo entiendo. Perder o no liderazgo es relativo. Cuando estamos dedicados a gestión, porque en lugar de mala gestión ha sido algo heroico, mantenernos acá. En este momento estamos dando la vuelta a todo. Que quiere decir darle la vuelta. Nuevos estatutos. Son la base. Sale la reestructuración de los asociados. De ahí la reestructuración de la junta directiva. Eso aterriza en nosotros. Eso ya está. Ya presentamos nuevo modelo de negocio. En este momento necesitamos que la credibilidad de nosotros tanto del sector público y privado no se vulnere más. Cuando dejas de confiar en algo ya no apuestas en eso. La confianza es lo más valioso que tenemos. En este momento de reinvención y renovación. Si tenemos que seguir. La junta va a ser nueva, renovada. Estamos a la expectativa para que ocurra por lo que hemos peliando tantos años. No nos importa de quien. Que sea una inversión a capital y la forma nueva de Maloka con nuevos estatutos, si es necesario todos tenemos la carta de renuncia puesta.
 

Temas relacionados