Publicado en Nature Human Behaviour

Por primera vez, científicos observan cómo se forma un pensamiento en el cerebro

Gracias a la técnica de electrocorticografía, expertos de la Universidad de Berkeley vieron en vivo y en directo la labor de la corteza prefrontal al activarse cuando percibe una idea y el papel de la corteza motora para responder a través de la palabra.

El cerebro se prepara para responder incluso antes de que le presenten algún estímulo, o antes de saber su respuesta. Esto podría explicar por qué las personas a veces dicen cosas antes de pensar. Pixabay.

Es la primera vez que se observa científicamente, en vivo y en directo, cómo el cerebro desarrolla un pensamiento desde una percepción hasta que se convierte en una acción. Los afortunados, un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Berkeley, evidenciaron cómo la corteza prefrontal se encarga de esta tarea dentro del organismo humano. 

Para observarlo, los expertos utilizaron una técnica conocida como electrocorticografía (ECoG), más efectiva que las técnicas de resonancia magnética funcional y la electroencefalografía. La ECoG se aplica en pacientes epilépticos durante procesos quirúrgicos porque proporciona una resolución de tiempo mejor para registrar sus actividades pensantes. 

En esta ocasión, los científicos aprovecharon a un grupo 16 pacientes que iban a ser operados, en los que aplicaron dicha técnica. Les instalaron unos electrodos en la superficie expuesta del cerebro para registrar la actividad de sus neuronas mientras realizaban 8 tareas que comprendían estímulos visuales y auditivos. Estas eran repetir palabras, identificar el género de una cara, una voz, o incluso, determinar una emoción en un rostro, mencionar el antónimo de una palabra o evaluar la pertinencia de un adjetivo en la personalidad de alguien. 

Durante todo el proceso sus cortezas prefrontales, parte encargada de planificar y tomar decisiones, estuvieron activas mientras el cerebro realizaba cuatro tipos diferentes de actividad. Se activaron sus áreas sensoriales de la corteza auditiva y visual para procesar señales. Pasó lo mismo con sus áreas más específicas de las cortezas sensoriales y prefrontales, las cuales se activaban para extraer el significado del estímulo. 

Luego, se pudo observar cómo la corteza prefrontal se detuvo en el instante en que se activaba la corteza motora, ubicada en la zona frontal de la cabeza y responsable de generar los impulsos neuronales que controlan los movimientos. Esta generaba la respuesta hablada o una acción de manera tan espontánea como si se presionara un botón. 

 Así fue como los científicos descubrieron que para repetir palabras después de verlas o escucharlas, es decir, una tarea simple, las cortezas autividas y visuales reaccionan primero para percibir la palabra. Después es tarea de la corteza prefrontal interpretar el significado de esta, seguida por la corteza motora que se activa (se prepara) para la respuesta.

Pero es diferente al tratarse de una tarea difícil como pensar en un antónimo. En ese caso, el cerebro tardó más segundos en responder. Durante ese lapso, observaron los neurocientíficos, la corteza prefrontar utiliza la ayuda de otras áreas del cerebro, incluidas las redes de memoria presumiblemente no visibles. Mientras que la corteza motora solo tuvo protagonismo al final, cuando surge la respuesta hablada. De hecho, la velocidad en la que todo eso sucede es proprocional a la velocidad de respuesta de la gente. 

Lo más curioso del procedimiento fue que los investigadores descubrieron que el cerebro se prepara para responder incluso antes de que le presenten algún estímulo, o antes de saber su respuesta. El hecho podría explicar, comentó la investigadora principal a través de un comunicado, Avgusta Shestyuk, "por qué las personas a veces dicen cosas antes de pensar". 

Las conclusiones del estudio, publicadas en Nature Human Behaviour, aseguran que la actividad que realiza la corteza prefrontal es lo que guía una percepción hacia una acción, es decir, la que origina el pensamiento humano.