Regresa a la Tierra la astronauta que más tiempo ha pasado en el espacio: 328 días

Noticias destacadas de Ciencia

La astronauta estadounidense Christina Koch aterrizó esta mañana en Kazajistán, junto a sus compañeros Alexander Skvortsov y Luca Parmitano, tras batir el récord del vuelo espacial más largo realizado por una mujer.

Después de establecer un récord por el vuelo espacial más largo de la historia realizado por una mujer, la astronauta de la NASA Christina Koch ha regresado hoy a la Tierra, junto con el comandante Alexander Skvortsov de la agencia espacial rusa Roscosmos y Luca Parmitano de la Agencia Espacial Europea (ESA). (Lea Un algoritmo revela dibujos ocultos en una obra maestra de Leonardo Da Vinci)

Los tripulantes salieron de la Estación Espacial Internacional a las 12:50 a.m. (hora colombiana) e hicieron un aterrizaje seguro, asistido por paracaídas, a las 4:12 a.m. al sureste de la ciudad de Dzhezkazgan, en Kazajistán. (Lea ¡Larga vida a la ciencia!)

Esta misión proporcionará a los investigadores la oportunidad de observar los efectos de los vuelos espaciales de larga duración en una mujer mientras la agencia estadounidense planea devolver a los humanos a la Luna bajo el programa artemisa y prepararse para la exploración humana de Marte.

Koch salió el 14 de marzo de 2019 junto con su colega astronauta de la NASA Nick Hague y el cosmonauta ruso Alexey Ovchinin. Su viaje al espacio de 328 días es el segundo vuelo único (sin sumar varios) más largo realizado por un astronauta estadounidense en el espacio, y el séptimo si se suman todas sus misiones.

En total Koch ha completado 5.248 órbitas de la Tierra y 139 millones de millas, aproximadamente el equivalente a 291 viajes de ida y vuelta a la Luna. Ha realizado seis caminatas espaciales durante 11 meses en órbita, incluyendo las tres primeras caminatas espaciales de mujeres, y ha pasado 42 horas y 15 minutos fuera de la estación. También fue testigo de la llegada de una docena de naves espaciales visitantes y la salida de otras tantas.

Para Parmitano y Skvortsov, este aterrizaje concluyó una estancia de 201 días en el espacio, 3.216 órbitas de la Tierra y un viaje de 85,2 millones de millas. Fueron lanzados en julio pasado.

Después de los chequeos médicos posteriores al aterrizaje, la tripulación viajará a Karaganda, también en Kazajistán, para recuperarse.

La Expedición 61 de la que han formado parte ha contribuido a cientos de experimentos en biología, ciencias de la Tierra, investigación humana, ciencias físicas y desarrollo tecnológico, incluyendo mejoras en el módulo experimental espectrómetro magnético alfa en un esfuerzo por extender su vida y apoyar su misión de buscar evidencia de materia oscura y probar impresoras biológicas en 3D para imprimir tejidos similares a los de los órganos en microgravedad.

El desacoplamiento de la nave espacial Soyuz MS-13 con Koch, Skvortsov y Parmitano a bordo ha iniciado oficialmente la Expedición 62 en la estación con los astronautas de la NASA Jessica Meir y Andrew Morgan como ingenieros de vuelo y Oleg Skripochka de Roscosmos como comandante de la estación.

Esta tripulación de tres personas permanecerá en el complejo orbital hasta principios de abril, cuando el astronauta de la NASA Chris Cassidy y los cosmonautas rusos Nikolai Tikhonov y Andrei Babkin lleguen a la estación.

Comparte en redes: