Se estrelló la nave israelí que quería llegar a la Luna

La sonda 'Beresheet' es la iniciativa de tres jóvenes ingenieros que decidieron mandar una nave al satélite. Israel quería convertirse en el cuarto país en llegar a la Luna, después de Estados Unidos, Rusia y China, pero la nave se estrelló cuando estaba a 22 kilómetros de la superficie.

La nave Beresheet envió esta imagen, cuando estaba a 22 kilómetros de la superficie lunar, unos minutos antes de estrellarse. Tomada del Twitter de SpaceIL

Hoy a las tres de la tarde, hora colombiana, Israel casi se convierte en el cuarto país del mundo en llegar a la Luna, después de Estados Unidos, Rusia y China.

La historia comienza con tres jóvenes israelíes, Yonatan Winetraub, Yariv Bash y Kfir Damari, estaban en el único bar de Holon, una pequeña ciudad al sur de Tel Aviv. Los tres amigos (un ingeniero espacial, un experto en seguridad cibernética y un fabricante de aviones no tripulados) sacaron lo mejor de una noche de tragos. Según su versión, publicada en el medio israelí From The Grapevine, idearon un audaz plan para construir una nave espacial que pudiera aterrizar en la luna.

La nave Beresheet

La nave se llamaba Beresheet, que significa “génesis” en hebreo, y es la más pequeña en intentar alunizar. Pesaba 585 kilogramos de peso en el lanzamiento, 160 sin contar el combustible, era el artefacto más pequeño que ha intentado posarse sobre la Luna, según El País.  

Casi una década después, su idea estuvo a a punto de hacer historia. Su nave espacial despegó del Centro Espacial Kennedy en Florida (Estados Unidos) hace 2 meses. El lanzamiento fue así: un cohete (el Falcon9 Rocket) lanzó la nave Beresheet a 36.000 kilómetros por hora para que orbitara la Tierra de manera elíptica hasta alcanzar una altura de 60.000 kilómetros. A medida que la nave gana altitud, pierde velocidad porque se aleja de la influencia de la fuerza de gravedad de la Tierra. Cuando la nave alcanza el límite de su órbita, pierde altura, pero gana velocidad porque es atraída por nuestro planeta. La nave completa su órbita, por decirlo de alguna manera, cada 19 horas.

Render de cómo luciría la nave en la superficie lunar. Foto: SpaceIL

Y justo cuando va alcanzar su punto de mayor velocidad y menor altitud (es decir, más cercano al planeta) enciende los motores para propulsarse. La nave sigue viajando dibujando una elipse. Gracias a los cálculos del equipo de SpaceIL, Beresheet alarga su órbita de modo que en 27 días desde el lanzamiento, la órbita de la luna se encuentre con la de Beresheet, y la fuerza de la Luna capture la nave, de modo que esta comience a orbitar la Luna, y no la Tierra.

Luego, los ingenieros en Tel Aviv comenzaron la compleja maniobra para que Beresheet comience a descender sobre la Luna.

Todo salió bien hasta este punto. En el aterrizaje, a menos de 22 kilómetros de la superficie lunar, la nave se estrelló. “Hemos llegado a la Luna, pero no como queríamos”. Esta frase se escuchó en el puesto de control poco después de que la sonda Bersheet se estrellase contra el satélite, según El País. 

Beresheet es la primera iniciativa privada de la nave espacial que intenta aterrizar en la luna, incluso antes que Space X y otras compañías privadas interesadas en enviar objetos al espacio exterior (incluídas cápsulas para viajeros humanos). El proyecto fue desarrollado y construido a un bajo costo de 100 millones de dólares.

Según The Grape Wine, en 2011 fundaron SpaceIL y anunciaron su participación en el Lunar X Prize, un concurso de Google que ofrecía 17,7 millones de euros para el primer equipo que lograse llevar un robot explorador a la Luna capaz de recorrer al menos medio kilómetro sobre la superficie del satélite y transmitir a la Tierra imágenes o vídeo de alta definición. El último plazo fijado por Google expiró en 2018, pero el grupo israelí, que trabajaba junto al contratista de defensa propiedad del Gobierno Israel Aerospace Industries (IAI), continuó con el trabajo.

849981

2019-04-11T15:28:00-05:00

article

2019-04-11T15:30:26-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Ciencia

Se estrelló la nave israelí que quería llegar a la Luna

58

3941

3999