Según la NASA, ya inició un nuevo ciclo solar (pero no tiene por qué inquietarse)

Noticias destacadas de Ciencia

Este fenómeno sucede cada 11 años y hoy es estudiado con detalle para evitar que afecte las redes eléctricas de la Tierra y las comunicaciones radiales.

Este martes, la NASA y la la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) dieron una rueda de prensa en la que anunciaron que el ciclo solar 25 ya había empezado. Se trata de una nueva fase en la polaridad del Sol que determinará cambios en la meteorología espacial y durará los próximos once años. (Lea Logran una “foto” microscópica de una célula infectada por el coronavirus)

Para entender de qué se trata este fenómeno, imagine que el Sol es una enorme bola de gas caliente cargada eléctricamente. Este gas, como explica la NASA, está cargado y se mueve, generando un potente campo magnético. El campo magnético pasa por un ciclo, que es el llamado “ciclo solar”. Esto significa que los polos norte y sur del Sol cambian de lugar. Luego, se demoran unos 11 años más para volver de nuevo.

Este ciclo solar afecta la superficie del Sol, como las manchas solares, asociadas con la actividad solar, “como el origen de explosiones gigantes, como erupciones solares o eyecciones de masa coronal, que pueden arrojar luz, energía y material solar al espacio”.

¿Puede tener algún tipo de efecto en la Tierra? De acuerdo con la Nasa, las erupciones pueden causar luces en el cielo, llamadas auroras, o impactar las comunicaciones radiales. Las erupciones extremas pueden incluso afectar las redes eléctricas en la Tierra. Por eso, el pronóstico del ciclo solar es clave para proteger las comunicaciones radiales y ayudar a mantener seguros a los satélites y astronautas de la NASA.

Por ejemplo, su estudio es útil para respaldar las naves espaciales y los astronautas del programa Artemis, con el que la NASA planea enviar a la primera mujer a la Luna en 2024 a través de empresas privadas que se encargan de operar los lanzamientos y los viajes espaciales. Analizar radiación también es esencial pues puede ser peligrosa para los astronautas que trabajan fuera de la Estación Espacial Internacional.

Para determinar el inicio de un nuevo ciclo solar, Panel de Predicción del Ciclo Solar 25, como fue llamado el grupo que lo evaluó, analizó datos mensuales sobre manchas solares del World Data Center for the Sunspot Index and Long-term Solar Observations que está ubicado en el Real Observatorio de Bélgica en Bruselas.

“Los científicos están trabajando en modelos predictivos para que algún día puedan pronosticar el clima espacial de manera similar a como los meteorólogos pronostican el clima en la Tierra”, aseguró la NASA.

“No hay mal tiempo, solo mala preparación”, dijo, por su parte, Jake Bleacher, científico jefe de la Dirección de Misiones de Operaciones y Exploración Humana de la NASA. “El clima espacial es lo que es, nuestro trabajo es prepararnos”.

“El hecho de que sea un ciclo solar por debajo del promedio, no significa que no haya riesgo de clima espacial extremo”, explicó Doug Biesecker, co-presidente del panel. "El impacto del sol en nuestra vida diaria es real y está ahí. Contamos con personal las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año porque el Sol siempre es capaz de darnos algo para pronosticar ".

“Así como el Servicio Meteorológico Nacional de la NOAA nos convierte en una nación preparada para el clima, lo que nos proponemos es ser una nación preparada para el clima espacial”, dijo Elsayed Talaat, director de la Oficina de Proyectos, Planificación y Análisis del Servicio de Información y Satélites de la NOAA. “Este es un esfuerzo que abarca a 24 agencias de todo el gobierno y ha transformado el clima espacial desde una perspectiva de investigación a conocimiento operativo”.

Comparte en redes: