Tener pareja sí nos engorda

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad encontró que las personas que tienen un noviazgo tienen probabilidad de aumentar hasta 4,5 kilogramos su peso corporal. ¿Las razones? El enamoramiento, las peleas y el embarazo.

La preocupación por mantener un peso estable disminuye un 68% cuando se está en pareja. Caitlin Childs - Flickr

Los mitos que rodean a las relaciones románticas son muchos. “El amor es ciego”, “el amor es eterno”, “nadie es feliz hasta que encuentra a su medio naranja”. Pero entre las distintas sospechas que se tienen acerca de los noviazgos la ciencia acaba de confirmar una que podría no gustarnos: el amor engorda.

Después de analizar los resultados de la encuesta XLS, realizada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), los investigadores pudieron concluir que cuando las personas “se cuadran” o tienen una pareja pueden ganar hasta 4,5 kilogramos de peso.

La encuesta, realizada a 2.314 personas, 99% mujeres y 1% hombres, les permitió a los científicos arrojar tres hipótesis de por qué ganamos peso cuando estamos enamorados.

La primera razón, explica la revista científica Muy Interesante, se debe al periodo de relajación que le sigue al enamoramiento intenso. De hecho, el 73% de las personas encuestadas afirmaron que mantener un peso saludable es algo muy importante cuando se está buscando pareja. No obstante, esta preocupación disminuye alrededor del 68% cuando ya se está en una relación con alguien.

El segundo motivo por el que “el amor engorda” se debe a las discusiones. En los periodos en que no se está tan bien con la pareja o hay un “amague” de ruptura el 51% de las personas come dulces o similares, teniendo un factor más que los aumenta de peso.

Finalmente, y como el 99% se trataba de mujeres, el embarazo es un factor lógico que hace que las mujeres que están en una relación tengan más probabilidad de subir de peso.

No obstante, y así las cifras dijeran lo contrario, el 92% de las encuestadas aseguraron que les gustaría perder peso sin importar el periodo en el que se encuentre la relación.

En palabras de Víctor Godoy, autor del estudio quien dio sus declaraciones a la revista Muy Interesante, “cuando se está en mitad de una relación se tiene mucha menos conciencia de los importante que es mantener el peso idóneo”. Es así como estar enamorado engorda.