Un exoplaneta gigante podría ampliar la búsqueda de mundos habitables

El exoplaneta K2-18b, dos veces más grande que la Tierra, podría albergar agua y reunir condiciones para ser habitable, lo que abre la búsqueda de otros mundo con estas características.

El exoplaneta es más grande que la Tierra pero más pequeño que Neptuno y está a 124 años luz. Archivo EFE

El exoplaneta es más grande que la Tierra pero más pequeño que Neptuno y está a 124 años luz, señalan los autores de un estudio que publica The Astrophysical Journal Letters.

Los astrónomos de la Universidad de Cambridge utilizaron la masa, el radio y los datos de la atmósfera del K2-18b para señalar que es posible que el planeta tenga agua líquida debajo de su atmósfera rica en hidrógeno.

El K2-18b tiene un radio que es 2,6 veces mayor que el de la Tierra, su masa es 8,6 veces más grande y orbita alrededor de su estrella en lo que se denomina zona habitable, allá donde las temperaturas permiten que el agua pueda existir en estado líquido.

Entender su atmósfera

Sobre este planeta más allá del Sistema Solar descubierto en 2015 en la constelación de Leo ya se sabía que su atmósfera tiene vapor de agua.

"Se ha detectado vapor de agua en las atmósferas de un número de exoplanetas pero, incluso si estuvieran en una zona habitable, no significaría necesariamente que haya condiciones habitables en la superficie", consideró Nikku Madhusudhan, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, que lideró el estudio.

Lea: Exoplanetas gigantes con órbitas que duran décadas fueron descubiertos por primera vez

"Para establecer la posibilidad de que sea habitable, es importante entender el interior y las condiciones atmosféricas del plantea, (pero) en particular, si el agua líquida puede existir debajo de su atmósfera", añadió el experto.

Para su investigación, los astrónomos tuvieron en cuenta las observaciones de la atmósfera, así como la masa y el radio a fin de determinar la composición, la estructura de la atmósfera y el interior a través de modelos y métodos estadísticos.

Así, los investigadores concluyeron que la atmósfera es rica en hidrógeno con una importante cantidad de vapor de agua y también que los niveles de otros químicos como metano y amoníaco son más bajos que lo esperado para una atmósfera de ese tipo

Dado el tamaño de K2-18b, se ha sugerido que podría ser un "mini-Neptuno" en lugar de una versión más grande de la Tierra, sin embargo el equipo asegura que a pesar de su talla, la envoltura de hidrógeno de este exoplaneta no es necesariamente muy gruesa y la capa de agua podría tener las condiciones adecuadas para soportar la vida.

Lea: Astrónomos descubren 104 nuevos exoplanetas

Los astrónomos estiman que planetas como el K2-18b pueden ser estudiados con más facilidad con las actuales instalaciones de observación y las futuras por construir, como el telescopio espacial James Webb, cuyo lanzamiento está previsto para marzo de 2021.

906766

2020-02-27T19:33:23-05:00

article

2020-02-27T19:33:23-05:00

jjaimes_250826

none

* Redacción EFE

Ciencia

Un exoplaneta gigante podría ampliar la búsqueda de mundos habitables

71

3249

3320