Un gato se suma a la colección de geoglifos gigantes de Nazca, Perú

Noticias destacadas de Ciencia

La figura mide 37 metros de largo, visto en forma horizontal y según sus rasgos estilísticos tiene una antigüedad de 100 a 200 años antes de nuestra era.

Un nuevo geoglifo figurativo gigante, datado en 2.200 años de antigüedad y correspondiente a un felino, ha sido identificado en la ladera de una colina de la Pampa de Nasca por arqueólogos peruanos.

La figura apenas era visible y estaba a punto de desaparecer debido a que se localiza en una pendiente bastante pronunciada y a los efectos de la erosión natural. En la última semana se realizó la limpieza y conservación del geoglifo, el cual muestra la figura de un felino representado con el cuerpo de perfil y la cabeza de frente, cuyos trazos en su mayor parte estaban bien definidos por una línea de ancho variable entre 30 y 40 centímetros.

La figura mide 37 metros de largo, visto en forma horizontal y según sus rasgos estilísticos data de la época Paracas Tardío. Es decir, es anterior a las famosas figuras de la Pampa de Nasca, con una antigüedad de 100 a 200 años antes de nuestra era.

Representaciones de felinos de este tipo son frecuentes en la iconografía de la cerámica y los textiles de la sociedad Paracas, según un comunicado del Ministerio de Cultura de Perú.

Las Líneas y Geoglifos de Nasca y Palpa conforman un paisaje cultural con profundo significado y simbolismo, pues expresan el mundo mágico y religioso de las sociedades prehispánicas Paracas y Nasca, quienes durante más de 1.500 años las dibujaron sobre las arenas del desierto y las montañas en un amplio paraje al sure de Perú.

Comparte en redes: