Una nueva agenda científica

Un millón de opiniones para cambiar la ciencia de Colombia

A través de una encuesta virtual, Colciencias quiere que los colombianos ayuden a definir cómo crear un puente entre la ciencia criolla y el desarrollo sostenible.

Los colombianos tendrán que elegir seis entre estos 17 objetivos para que los científicos concentren esfuerzos. /

El primer paso, si está interesado en ayudar a definir la hoja de ruta que debe tomar la ciencia en Colombia de aquí a 2030, es buscar en su computador la página: www.quecaminocogemos.com.

La encuesta, que las directivas de Colciencias esperan que llegue al menos a un millón de personas, es bastante amigable y muy corta. Una vez ingresen al portal diseñado en colaboración con Naciones Unidas, los participantes tendrán que elegir seis de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que les parezcan prioritarios y en los que los científicos nacionales podrían aportar con su conocimiento e investigaciones. También podrá calificar si estamos mejorando o empeorando en cada uno de ellos.

Con esta información, sumada a otra encuesta similar que se aplicará a empresarios e investigadores y académicos, Colciencias espera construir un “libro verde” que contenga el camino que puede seguir la ciencia colombiana para ayudar a impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el país.

“Debatimos mucho sobre cuántos recursos hay para ciencia, pero nos olvidamos de debatir qué y para qué queremos investigar”, comentó Alejandro Olaya, subdirector de Colciencias, quien tiene la misión de convencer a ese millón de colombianos de sumarse a este primer ejercicio de participación ciudadana para definir una agenda de ciencia. De acuerdo con la ONU, es el primer ejercicio en que un país intenta alinear sus políticas de ciencia con las de los objetivos de desarrollo sostenible.

“Vimos una oportunidad de darle sentido a la ciencia nacional para que aporte al país en su esfuerzo por cumplir los objetivos de desarrollo sostenible”, explicó Olaya. La encuesta estará abierta hasta el 20 de diciembre y hacia febrero, una vez sean procesadas las respuestas, se deben tener en limpio las prioridades de desarrollo sostenible para la ciencia.

El proceso también se reforzará con el apoyo del Grupo Elsevier, la mayor editorial de libros de medicina y literatura científica del mundo, que tendrá la tarea de analizar las patentes y la producción científica colombiana actual, para detectar las fortalezas relacionadas con desarrollo sostenible. Por ejemplo, qué tantos grupos o personas trabajan en energías limpias, reducción de pobreza, saneamiento o protección de ecosistemas.

“Es un ejercicio novedoso para Colombia –dice Olaya–, hasta ahora la agenda de ciencia casi siempre ha sido construida exclusivamente por científicos y asesores”.

Hace unas pocas semanas, Christiana Figueres, exsecretaria de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, señaló que la transformación del mundo se está dando, “pero tenemos que darnos cuenta de que sólo nos quedan tres años para llegar a un punto de inflexión.