Un nuevo proceso químico podría convertir residuos plásticos en combustible

Las bolsas de supermercado y otras basuras podrían derretirse para producir productos combustibles

Linda Wang, una de las investigadoras.MIT Tech Review

El planeta Tierra se está inundando de plástico. Según las Naciones Unidas, solo un 9% de los 8,3 mil millones de toneladas de plástico producido en los últimos 65 años se ha reciclado. Más de ocho millones de toneladas de plástico fluyen a nuestros océanos cada año, dañando la vida silvestre.

Pero una nueva tecnología que podría convertir una carta parte de los residuos plásticos en combustibles como petróleo y gas.

En un estudio publicado en la revista Sustainable Chemistry and Engineering, los investigadores de la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad de Purdue (Indiana, Estados Unidos) aducen que encontrar un químico que podría convertir el polipropileno (el mayor compuesto en residuos plásticos) en combustible. (Basura convertida en energía: ¿la cura es peor que la enfermedad?)

Alrededor de cinco mil millones de toneladas de residuos plásticos se han acumulado en los vertederos y en el entorno natural en los últimos 50 años. Los residuos de polipropileno (PP) representan aproximadamente el 23% del total de residuos plásticos. Convertir los residuos de PP en productos útiles puede reducir los residuos acumulados y los riesgos asociados para el medio ambiente y la salud humana.

De acuerdo con MIT Technology Review, la tecnología funciona con los residuos de poliolefina, el tipo de plástico utilizado para bolsas de comestibles, juguetes y papel de envolver. Este tipo de plástico representa aproximadamente el 23% de los residuos plásticos.

La nueva técnica utiliza un proceso llamado licuefacción hidrotermal, en el cual temperaturas muy altas funden los gránulos de poliolefina y luego los disuelven en agua. Los subproductos de este proceso son petróleo, gas o disolventes, así que los residuos podrían ser usados como combustible.

Los productos derivados del petróleo consistían en olefinas, parafinas, cíclicos y aromáticos. Además, según análisis preliminares indican que este proceso de conversión es positivo para la energía neta y potencialmente tiene una mayor eficiencia energética y menores emisiones de gases de efecto invernadero que la incineración y el reciclaje mecánico. “El aceite derivado de PP tiene el potencial de ser utilizado como mezclas de gasolina o materias primas para otros productos químicos”, escriben los investigadores.