Un paso más cerca de desarrollar órganos humanos en cerdos

Un estudio realizado por el Instituto Salk de Estudios Biológicos, Estados Unidos, creó los primeros embriones con células de ambas especies. La idea, a futuro, es que estos puedan servir para trasplantes.

Quimeras de embriones que contienen células de ratas y ratón.
Quimeras de embriones que contienen células de ratas y ratón. Cell

Las noticias futuristas de la biología, que colindan con la ciencia ficción, parecen estar cada vez más cerca. Durante el 2016 nació el primer bebé con ADN de tres padres y no hace más de dos años la revista Scienceeligió la herramienta Crisp/Cas, conocida popularmente como el “copiar y pegar de la genética”, como el descubrimiento científico del año.

Es así como al combinar dos grandes avances de la ciencia, la edición genómica y las células madre, científicos Estados Unidos podrían estar cerca de crear las primeras quimeras de cerdo y humano. Un curioso método de combinación de especies que permitirá que a la vuelta de algunos años los órganos desarrollados en los porcinos puedan ser trasladados a humanos.

Según explica el estudio publicado en la revista Cell el equipo inyectó células madre de origen humano en embriones de cerdo. La idea, explican, era que los animales incorporaran estas últimas células y se diferenciaran correctamente durante el desarrollo embrionario.

Después de trasladar las quimeras en madres sustitutas, los científicos dejaron que los embriones se desarrollaran sólo por tres o cuatro semanas, así podían comprobar si las células humanas estaban creciendo efectivamente y dónde. ¿Sus resultados? De los 2000 embriones quiméricos implantados en 41 cerdas, se dieron sólo 18 embarazos que en total llegaron a desarrollar 186 embriones un mes después. Sin embargo, muchos de estos fetos de cerdo terminaron siendo más pequeños de lo normal y creciendo más lento. En cuanto al rastreo de células humanas dentro de ellos, el equipo informó que sí permanecían, pero eran escasas.

En conclusión, se podría decir que en el futuro la opción de crear órganos de humano en cerdos para ser trasplantados sí parece una idea factible, pero antes los científicos tendrán que enfrentarse a una cantidad de obstáculos. Uno de ellos, afirma la revista Science, es que los embarazos porcinos sólo duran cuatro meses, mientras que los de humanos llegan a nueve.

Sin embargo, en un experimento paralelo, pero realizado por el mismo equipo, la idea de crear quimeras entre especies resulto más exitosa. Claro, esta vez se trataba de recombinar órganos de ratas y ratones, lo que resulto más fácil.

Según explica la revista Nature, en esta parte del experimento Juan Carlos Izpisua Belmonte y su equipo del Instituto Salk para Estudios Biológicos de la Jolla, Calidornia, uso la herramienta de Crisp para crear embriones de ratón sin los genes que desarrollan órganos. En cambio, inyectaron células madre de rata – que suplirían la ausencia de genes para generar órganos de los primeros – y los implantaron en ratonas sustitutas.

"Todos los ratones se desarrollaron de forma saludable y gozaron de una esperanza de vida normal, lo que revela que sus procesos de desarrollo fueron normales”, explicó", Jun Wu, uno de los autores del trabajo al diario español El País.

Y aunque no queda duda de que llegar a trasplantar órganos humanos que nacen en cerdos sigue perteneciendo a la esfera de la ciencia ficción, varios científicos sí creen que el reciente experimento publicado en Cell permite tocar con las manos una nueva idea: la de probar en estas quimeras el uso de nuevos fármacos.