Un proyecto para salvar a los peces del Magdalena

La empresa EMGESA y la Universidad Surcolombiana construyeron la primera estación piscícola para reproducir especies nativas amenazadas como el capaz, bocachico, peje y pataló.

La Estación Experimental Surcolombiana de Recursos Hidrobiológicos se desarrolla en El Quimbo. Cortesía.

La empresa EMGESA y la Universidad Surcolombiana anunciaron la inauguración y puesta en marcha de la primera estación piscícola de Colombia en la que se realizará investigación y reproducción inducida de especies nativas del río Magdalena que se encuentran amenazadas.

La estación hace parte del Programa Íctico y Pesquero del Alto Magdalena que se desarrolla en El Quimbo desde hace seis años y en el que la empresas ha invertido cerca de $15.000 millones. La construcción de la estación requirió una inversión de $900 millones y cuenta con 34 estanques en tierra que suman 7.300 m2 de espejo de agua y una infraestructura de 400 m2 que incluye áreas de reproducción de peces, producción en masa de alimento vivo, laboratorios de incubación, larvicultura y experimentación.

En un comunicado, las dos instituciones informaron que en los primeros dos años de operación, se producirían más de 2,5 millones de alevinos (crías recién nacidas de peces) de las especies de capaz, bocachico, peje y pataló, con los cuales se realizarán los procesos de repoblamiento en el embalse de El Quimbo y en las zonas aguas abajo de éste. 

“Esta estación aporta al conocimiento científico, ya que se convertirá en un centro de investigación sobre biología reproductiva de especies de peces nativas, que permitirá a largo plazo la estandarización de protocolos para la producción de alevinos”, explicaron sus promotores, “pero no solo beneficiará a la comunidad científica, sino también, de manera directa, a los pescadores artesanales de la región ya que se aumentarán los volúmenes de captura de dichas especies de importancia económica”.