Viajar en una cápsula, el sistema de transporte que superó los 386 km/h

El sistema Hyperloop, propuesto por el multimillonario Elon Musk en 2013 y que busca que unas cápsulas transporten pasajeros a través de una "tubería", rompió un nuevo récord al sobrepasar esa velocidad.

La "tubería" de Hyperloop One en el norte de Las Vegas, Estados Unidos. Tomada de Hyperloop One

La ciencia ficción le ha aportado varias ideas tecnológicas a la realidad. Los ejemplos son múltiples y se pueden encontrar tanto en literatura, como en el cine o la televisión. Autores como Isaac Asimov o Julio Verne y películas como Volver al futuro son solo algunos de los nombres y títulos que se suelen mencionar cuando se vuelve a este tema. Hoy, una más de tantas muestras parece hacerse realidad: viajar a una velocidad impensable en pequeñas cápsulas que se desplazan a través de una especie de tuberías.

Hyperloop One, una empresa con sede en California, Estados Unidos, anunció que después de tres años de investigar sobre la viabilidad de ese sistema, logró desarrollar una cápsula capaz de alcanzar 386 kilómetros por hora, un registro que representa un nuevo récord.  La prueba la hicieron en DevLoop, una “tubería” de cerca de 500 metros de largo.

Aunque la idea original de este mecanismo, llamado Hyperloop, fue propuesto por el multimillonario Elon Musk en 2013, otras compañías empezaron a desarrollar prototipos. Musk, en principio, pensó impulsar esa tecnología como un hardware libre para que ingenieros sumen esfuerzos para desarrollarla.

Una de las compañías que se adoptó la propuesta fue Hyperloop One que ya a mediados de este año había hecho pruebas públicas en las que demostraron que sus cápsulas, de unos ocho metros, llegaban a una velocidad de 309 kilómetros por hora. Sin embargo, sus nuevos diseños prometen alcanzar velocidades alucinantes: 1.200 km/h.

A diferencia de los trenes convencionales, estas cápsulas no experimentan fricción contra los rieles y el sistema mantiene una muy baja presión al interior de las tuberías.

El mecanismo también ha tratado de ser emulado por otras empresas. La alemana WARR Hyperloop, es una de ellas. Sus prototipos también han alcanzado una velocidad sorprendente aunque menor a la de Hyperloop One: 323 kilómetros por hora.

 

 

 

Temas relacionados