Academia con frecuencia

El lema con el que la iniciativa llegó a su segundo año de celebración fue: 'Distintas lenguas, un mismo espíritu'.

La imagen internacional del Día de la Radio Universitaria, que vinculó a 558 estaciones.
La imagen internacional del Día de la Radio Universitaria, que vinculó a 558 estaciones.

Las emisoras universitarias tuvieron su primer radio de acción hace más de un siglo. Su propuesta surgió como producto de un movimiento estudiantil en Estados Unidos y luego su espíritu juvenil logró alcances insospechados en América Latina. En Argentina, por ejemplo, se gestó el Proyecto de Córdoba, en el que los estudiantes consiguieron el cogobierno con el que obtuvieron una destacada participación en los consejos directivos de las universidades.

En ese entonces se pensó en la manera de involucrar este tipo de experimentos con los desarrollos comunitarios, porque la radiodifusión les estaba dando la espalda a los problemas sociales. Era como si alguien hubiera edificado un muro que separaba la academia de la comunidad. Sin embargo, en 1918 se empezó a implementar esta fusión y seis años más tarde (el 5 de abril de 1924) en la Universidad de la Plata se creó la primera radio universitaria de América Latina.

“En la actualidad, la radio universitaria en América Latina tiene el objetivo de trabajar en tres vías: investigación, docencia y extensión. Creo que lo que se hace es poner a los académicos en contacto con el mundo real. En el intercambio está el camino para las radios universitarias”, comenta Guillermo Gaviria, director ejecutivo de Javeriana Estéreo y uno de los encargados de impulsar ayer la celebración del Día de la Radio Universitaria.

La conmemoración de la fecha nació por iniciativa de la radio local estadounidense. Rob Quicke, director de una estación universitaria en Estados Unidos, identificó que se estaban comercializando las frecuencias en FM, así que se propuso crear un día para reflexionar y reconocer el valor de ese tipo de medios para la sociedad norteamericana. Gracias a esta idea, la Unesco creó un día para celebrar la radio y lo hizo por primera vez en el mundo el 13 de febrero de 2012.

El día se inclinó más hacia la radio en general y dejó huérfanas a las estaciones de corte universitaria. Por eso Tiziana Cavallo, en Italia, y Guillermo Gaviria, en Bogotá, pensaron en la posibilidad de institucionalizar un día para la radio universitaria. Los dos adelantaron una investigación en internet y encontraron que ya había una fecha concreta en Estados Unidos impulsada por Rob Quicke, y en lugar de crear una nueva, se sumaron a la que ya existía.

Fue relativamente fácil divulgar la idea debido a la existencia de la Red de Radios Universitarias de Colombia, una organización que se creó en 2003 con 16 universidades y 21 estaciones. En la actualidad el número supera las 40 instituciones y los 50 diales. La calidad de la educación, los derechos de las minorías, la sostenibilidad del planeta, han sido trabajos constantes en este sector y por eso la interacción entre los componentes de la red ha sido muy eficiente.

“Las radios universitarias en Colombia nos parecemos en que trabajamos como en cuatro líneas estructuradas. Abordamos la divulgación académica, la creación de culturas (entendidas como usos y costumbres de los pueblos), los proyectos sociales y el surgimiento de los nuevos formatos para experimentar”, dice Guillermo Gaviria, quien agrega que nunca se ha tenido la intención de unificar formatos ni parrillas y que la red entiende que la radio universitaria es toda aquella que se asocia o hace parte de una institución de educación superior.

La celebración del Día de la Radio Universitaria partió de la libertad y por eso cada estación se pudo unir a la fecha de la manera en que lo consideró más adecuada. Hubo distintas propuestas. Por ejemplo, cada país organizó un documental sobre el desarrollo del sector, otros incluyeron saludos de personalidades de la música y la cultura. Lo común fue la realización de dos horas de programación abierta por país para retransmitirlas en cualquiera de las 558 estaciones inscritas.

Los diales universitarios tuvieron su día, una jornada de intercambio, de análisis, de muchas lenguas, de un mismo espíritu y sobre todo un pretexto para ampliar el radio de acción.

 

últimas noticias

Los ‘nobelistas’ degradados