Adiós al creador de Memín Pinguín

En Colombia, Estados Unidos, Irán e Italia es bien conocido el personaje Memín Pinguín, puesto en el papel por el caricaturista mexicano Sixto Valencia Burgos, que falleció ayer a causa de un infarto.

El mexicano Sixto Valencia Burgos.

Su personaje, un niño de piel negra, traspasó fronteras al representar los valores de la familia y la amistad y ser concebido como una representación cultural de lo más popular de México. Valencia fue el encargado de darle vida junto con Yolanda Vargas Dulché, quien adoptó el nombre de su esposo para el personaje: Guillermo.

Vargas solía tomar personajes populares mexicanos para imprimirlos en sus historietas (que fueron publicadas en la revista Pepín) y Valencia Burgos, que realizó sus estudios en la Academia de San Carlos (Ciudad de México), la acompañó en ese camino desde 1959.

En 1963 vendría la creación de Memín Pinguín, que aún se publica y que incluso llegó a Filipinas, donde en algún momento fue material obligatorio en las escuelas. En esa misma historieta Valencia Burgos dibujó por años a personajes como los Vikingos Bravos, la pandilla a la que pertenecía Memín Pinguín y que integraban Carlos, Ernesto y Ricardo. También se encontraban el profesor Antonio Romero, Juan Vargas, Isabel Arozamena y Mercedes Refugio.

Valencia Burgos nació en Hidalgo (México) en 1934 y era el sexto de doce hijos. En su niñez trabajó como carpintero, ayudante en una ferretería y zurció pantalones para ayudar a su familia. Después se dedicó a la publicidad y de allí pasó al mundo de las historietas, donde también realizó publicaciones como Criollo, el caballo invencible, El látigo negro y El charro de oro. En 1983 su trabajo fue reconocido por el Gobierno como esencial en la cultura mexicana. Lo sobreviven su esposa y sus tres hijos.