Antonio Miscenà, al estilo italiano

El músico, productor y gestor cultural formado en Perugia, Italia, se estrena como director general del Cartagena VII Festival Internacional de Música, que se realizará del 5 al 13 de enero.

Antonio Miscenà escogió el ‘Estilo italiano’ como el eje temático del Festival de Música de Cartagena.  / Cortesía Cartagena Festival Internacional de Música
Antonio Miscenà escogió el ‘Estilo italiano’ como el eje temático del Festival de Música de Cartagena. / Cortesía Cartagena Festival Internacional de Música

La proporción es más triste que escandalosa. Mientras que en Italia el número de festivales dedicados a la música supera los tres dígitos, en Colombia alcanzan los dedos de las manos para contarlos. El lado positivo de esa experiencia europea es la que quiere aportar Antonio Miscenà, quien se estrenará el próximo año como director general del Cartagena VII Festival Internacional de Música, sucediendo en funciones a dos personajes considerados ya de los afectos del Caribe: Charles Wadsworth y Stephen Prutsman.

Miscenà, quien se formó como músico en el Conservatorio de Perugia, ha hecho de la gestión cultural un renglón tan importante como la misma actividad artística. Desde el colegio, y sin sospecharlo, se inscribía en la lista para organizar los eventos de corte cultural, hasta que durante la década del 80 se interesó por la música antigua y estructuró una experiencia productiva, una marca discográfica a la que llamó Quadrivium.

El proyecto empezó con muy pocas manos colaboradoras. Los repertorios musicales se registraban en espacios históricos como iglesias, auditorios y claustros, cuya construcción se remonta al Renacimiento, escenarios que abundan en Umbria, región en la que pasa la mayor parte del año. Luego el jazz lo inquietó de tal forma que creó su propio sello, Egea, para divulgar algunas manifestaciones exclusivas del género de las síncopas; mientras que con la firma Radar, apoya a los jóvenes de su país para que puedan tener acceso a circuitos de distribución oficial.

Además de su experiencia en los sectores de la producción, Miscenà también ha ejercido como director de la Asociación de Constructores Italianos de Instrumentos Acústicos y es el responsable de la sección musical de Salón Internacional del Libro de Turín. Y esa facilidad para asumir retos y llenar su agenda con compromisos cada vez más exigentes lo motivó a aceptar la dirección general del Cartagena VII Festival Internacional de Música.

El año pasado participó en el evento de comienzo a fin como responsable de la producción y ahí se dio cuenta de las rutinas y de los grandes logros, pero también pudo identificar los retos para la edición que se avecina.

“Sin duda mi presencia en Cartagena está relacionada con Julia Salvi. Ella es el referente principal en este nuevo trayecto en mi vida. Mi decisión es consecuencia del compromiso que ella le imprime al Festival, de su pasión por hacer crecer su país”, comentó Antonio Miscenà, quien dijo que a su llegada la estructura organizacional del evento se mantendría igual.

El tema de la edición número VII del Festival será ‘El estilo italiano’, lo que se traduce en un particular tipo de música producido en este país durante el 600, pero difundido y apreciado en todo el mundo occidental. Se trata de las composiciones más relevantes de Antonio Vivaldi (1678-1741), Giovanni Battista Pergolesi (1710-1736), Georg Friedrich Händel (1685-1759) y de otros artistas que tenían residencia en Italia, pero que eran solicitados en muchas cortes europeas de la época.

“Es la música de la Escuela Romana, Veneciana y Napolitana que será interpretada en el Festival de Cartagena por artistas considerados unánimemente entre los mejores intérpretes de este repertorio en el mundo: Rinaldo Alessandrini, Salvatore Accardo, Mario Bunello, etc. Con el fin de presentar un panorama general de lo que ha sido el ‘Estilo italiano’ hemos pensado en abrir las ventanas a lo que sucedió inicialmente en Italia, en el Medievo y en el Renacimiento, y también de echar un vistazo a las expresiones estrictamente populares del período”, asegura Miscenà, para quien es importante, además, mostrar el talento joven de Colombia y por eso invitó al chelista Santiago Cañón, al arpista Elvis Díaz y a la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia, dirigida por Salvatore Accardo.

Su condición de hombre impulsivo lo lleva a pensar antes de hacerle frente a su primer festival como director general, que es necesario plantearse de una vez los objetivos. En principio, Antonio Miscenà quiere que el evento desarrolle una fisonomía propia con el fin de hacerlo más importante en los circuitos internacionales; va a trabajar muy fuerte para el mejoramiento de los aspectos técnicos y tiene el deseo de consolidar más los espacios abiertos para el público cartagenero.

Mientras diseña sus estrategias, ya sabe que en Europa lo espera un nuevo proyecto, que tiene que ver con la constitución de un centro para la música de algunos países del Mediterráneo: Grecia, Turquía, Marruecos y Túnez. Sin duda, esa iniciativa también la hará con su estilo muy italiano.

 

últimas noticias

God save the queen of soul, Aretha Franklin

En memoria de Germán Pinzón