Arranca el Festival Metropolitano de Teatro Independiente

La primera edición del certamen contempla actividades que van desde la pedagogía, hasta la música y las artes escénicas.

El propósito del Festival Metropolitano de Teatro Independiente es brindar visibilidad y compromiso con las comunidades vulnerables en la ciudad. Techo

El primer Festival Metropolitano de Teatro Independiente surge de una alianza estratégica entre la Fundación Colombiana de Teatro Independiente (Fucti) y la ONG Techo. Las actividades propuestas en el marco de este evento incluyen la labor pedagógica que se llevará a cabo por los invitados nacionales e internacionales que se suman a esta acción social. En los colaboradores figuran artistas dedicados a la cuentería, música, dramaturgia, gestión cultural y actuación.

Los escenarios dispuestos para esta primera interlocución con el público bogotano son La Media Torta, el Teatro de Servitá, el escenario móvil creado por la organización, la Escuela Taller de Bogotá y El Teatro Huitaca. Estos espacios albergarán a los 60 niños y 30 jóvenes provenientes de las zonas estipuladas por Techo en sus actividades de diagnóstico participativo.

Entre los invitados destacados de esta ocasión se encuentra el colectivo Circo para Todos, quienes estuvieron a cargo de la ceremonia de apertura en los pasados Juegos Mundiales celebrados en la ciudad de Cali, de donde provienen los artistas. En el ámbito internacional destaca también la participación del grupo ecuatoriano Puentes Invisibles que presentará su obra ‘La soledad de las luciérnagas’, una crítica a los métodos actuales de enseñanza.

Según Pablo Navarrete, Director de la Fucti y de esta primera edición, la actividad comprende contenidos “por y para todos”, donde se manifiesta la necesidad de desarrollar espectáculos dedicados al público familiar de todas las edades. Para el despliegue del festival se han planteado distintas modalidades de teatro, incluyendo el teatro callejero, infantil y visual.

Lina Uribe, directora de la fundación Techo, considera que esta actividad representa “una reconciliación con la vida”, la fundación, antes denominada ‘Un techo para mi país’, continúa con su trabajo frente al déficit de vivienda en la ciudad, esta vez acompañada con la labor histriónica. Las comunidades beneficiadas en esta ocasión se encuentran ubicadas en los sectores de Soacha y Ciudad Bolívar, en esta última localidad se ha programado el evento de cierre, más específicamente en la población rural de Quiba.

últimas noticias

Luna de locos, 12 años tejiendo poesía

Por el recuerdo de las viejas gambetas

Escritor fantasma