Los trazos íntimos

El colombiano José Antonio Suárez inauguró ‘Los diarios’, en Nueva York. Su trabajo es a la vez un retrato personal y del imaginario colectivo.

Jacki Lyden, ‘La hija de la reina de Sheba’, 2004.
Jacki Lyden, ‘La hija de la reina de Sheba’, 2004.

Todos los días José Antonio Suárez se levanta en la mañana, toma su desayuno y se entrega al papel y al lápiz. Desde 1997 lleva rigurosamente diarios de dibujo y cada hoja corresponde a alguna imagen que surge de las lecturas que lo han tocado, desde los diarios de Delacroix, pasando por Patti Smith o Jonathan Safran. Cada mañana lee hasta que llega a una página que lo sorprende y que le dicta traducirla en dibujo. La firma, le pone fecha y generalmente incluye diferentes anotaciones sobre las actividades que hace en el momento de empuñar el lápiz, un color, la acuarela o el carboncillo. Hasta la fecha ha producido más de 65 cuadernos y 5.000 dibujos. El mandato parece fácil: tomar un texto, encontrar un pasaje y hacer un dibujo al día. Sin embargo, esa tarea cotidiana requiere persistencia, paciencia y diligencia e intuye un camino hacia la perfección, incluso con toques obsesivos.

Sus dibujos rara vez incluyen los pasajes del texto escogido y de esta manera deja una sombra en la relación entre trazo y literatura.

Suárez fue invitado por el Drawing Center de Nueva York para exponer sus diarios, muestra curada por Claire Gilman, quien piensa que el trabajo de este artista ofrece un ángulo único en temas como la intimidad y la expresión personal tan asociados con el dibujo.

“Algunos pueden llamar el trabajo de Suárez conservador porque sus dibujos son en su mayoría figurativos y porque utiliza métodos tradicionales. Pero a veces adopta un acercamiento ilusionista y en otros casos en el mismo dibujo experimenta con diferentes estilos y materiales”, sentencia Gilman.

Al mismo tiempo que se desarrolló la muestra de Suárez Londoño, se realizó en la sala principal la del artista argentino Guillermo Kuitca. Estas exposiciones representan el comienzo de un año institucional, fruto de la investigación curatorial en el dibujo latinoamericano. “Brett Littman, el director del Drawing Center y yo, hemos viajado en el último año por América Latina y nos hemos sentido muy emocionados por las visitas que hicimos a galerías, estudios y museos. Creemos que los artistas en esta parte del mundo están haciendo uno de los trabajos en dibujo más interesantes, que mantienen su foco en una técnica excepcional dentro de un marco conceptual”, afirma Gilman.

Por lo tanto, en los próximos tres años habrá invitados de Perú, Colombia, Brasil y Argentina.

386032

2012-11-08T21:00:00-05:00

article

2013-07-29T23:22:03-05:00

none

Liliana López Sorzano

Cultura

Los trazos íntimos

19

2474

2493

Temas relacionados

 

contenido-exclusivo

Una reunión de diablos en Bogotá