Artistas "especiales" expusieron sus obras

Un programa de formación en artes plásticas para personas con síndrome de down, retardo mental leve o autismo.

Emilio Morales y Carlos Eduardo Luis. /Andrés Torres

Emilio Morales es un chico que apenas alcanza la mayoría de edad y no sabe leer ni escribir. Tener un retardo mental no fue un obstáculo para seguir su camino artístico y proyectarse con aquello que con pasión hace cada mañana apenas se baña: dibujar. Desde muy pequeño fue evidente su interés por los trazos y los colores y hace tres años y medio empezó el programa académico de artes plásticas en la Academia de Artes Guerrero, en la localidad de Teusaquillo, donde comenzó una carrera que lo ha llevado a recorrer países como México con sus obras.

Emilio es uno de los líderes del programa Arte y Talentos Especiales de la Academia. Un proyecto creado para personas con retardo mental leve, síndrome de down o autismo, que empezó Carlos Guerrero, su director, hace siete años y hoy ya cuenta con cuatro promociones de egresados y 42 estudiantes que avanzan en el proceso de aprendizaje de las artes plásticas.

Fue un sueño que nació de la más profunda convicción personal. La historia del programa académico Arte y Talentos Especiales tuvo su origen en la propia familia de Carlos, quien cuenta sobre la inquietud que siempre tuvo al ver cómo su hermano que no había estudiado y con un retardo mental leve, tenía una gran habilidad artística. Él ha convertido un proceso de enseñanza en una forma de controvertir esa reducida visión que tenemos de la discapacidad. En la Academia prefieren hablar de oportunidades y capacidades especiales ante condiciones como el síndrome de down en lugar de limitaciones.

Luisa Guerrero es la hija de Carlos y coordinadora del programa Arte y Talentos. Habla con orgullo de cómo el proceso de pedagogía ha resultado un modelo, incluso, para replicar en otros países. "Los chicos han ido a México, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Italia y España y en este momento tenemos un convenio con la Universidad de Almería. Ellos están viendo cómo nosotros en Colombia estamos trabajando el arte y la discapacidad".

Estudiantes como Emilio y Carlos Eduardo Luis aprendieron en el programa de artes plásticas cerámica, dibujo, pintura, historia del arte, cuero y medios digitales. Al principio hubo dudas frente a las dificultades que podría implicar el manejo del computador y programas como Photoshop pero los mismos estudiantes les enseñaron a sus maestros que podían hacerlo mejor de lo que los esperaban. Algunos tienen más habilidades con esta materia que los chicos que no tienen discapacidad.

Los chicos de Arte y Talentos especiales estuvieron en la Noche en Blanco que tuvo la localidad de Teusaquillo el sábado 26 de octubre y expusieron las obras que han resultado de la clase de medios digitales como historias en la técnica de stop motion o ilustraciones. La Academia de Artes Guerrero también participó en esta jornada artística con presentaciones de música y danza y exposiciones de artes plásticas de los profesores, además de las de los estudiantes.


Las otras puntas de Arte y Talentos Especiales

El programa se ha extendido paulatinamente, generando nuevas opciones para los estudiantes y sus familias. Cuando terminan el currículo de tres años y reciben el certificado de artistas plásticos muchos papás se preguntan qué va a hacer su hijo, entonces “cuando terminan su aprendizaje artístico hay unos talleres de profundización que le apuestan al emprendimiento. La idea es que ellos vean materias que les den la capacidad de hacer productos con sus obras y recibir ganancias por ellos” explica Luisa Guerrero.

De Artes y Talentos Especiales surgió también el programa Formador de Formadores por medio del cual los chicos egresados les dan clases a otras personas con o sin discapacidad en la academia y otras instituciones y por ello reciben un pago. El siguiente paso es abrir un nuevo programa enfocado en artes escénicas.

 

últimas noticias