Bebe se presenta este miércoles en el Teatro Mayor

Noticias destacadas de Cultura

La artista española llega a Colombia como parte de su gira ‘Diez años no son nada’, en la que realiza un recorrido por los temas más importantes de su carrera artística.

Durante la revisión de su material discográfico, Bebe descubrió la profundidad de su ser, pero también se encontró de frente con su faceta más liviana. Moverse entre esos dos polos le provocó miles de sentimientos, pero sobre todo la hizo sentirse viva y con la suficiente confianza para enfrentar los nuevos retos con el carácter frentero de una rockera y al mismo tiempo con la sensibilidad de una baladista romántica y enamorada.

Escuchó una y otra vez las canciones que integraron su debut musical, Pafuera telaraña. Repasó el catálogo de Y., y además visitó con vocación autocrítica las creaciones que escogió para realizar su álbum Un pokito de rocanrol. Con todo ese ejercicio en mente, la española Bebe, cuyo verdadero nombre es María Nieves Rebolledo Vila, seleccionó aquellas canciones a las que les podía dar la vuelta y permitían una visita espontánea al desnudo origen de voz y guitarra. De esta manera nació la gira “Diez años no son nada”, que la trae a Colombia.

“Para mí lo más fuerte siempre ha sido enfrentarme al público y hacerlo solamente con una guitarra, es algo sobrenatural. Cuando tengo banda me siento más respaldada y existe un margen mayor para el error. El repertorio lo preparé yo sola y me gustó el reto de retomarlas desde mi instrumento. Por eso llevo al tour una guitarra acústica y otra española para jugar un poco sobre el escenario y todo ha sido muy emocionante, porque la lectura de cada canción ha cambiado mucho”, cuenta la artista, que apareció por primera vez en el mercado discográfico el 10 de mayo de 2004.

La gira craneada por Bebe cumple con la expectativa de partir de cero, de no creerse en la cúspide del pop y dejar a un lado la fama para aparecer melódicamente desnuda ante sus seguidores. Ella quiso volver a su origen, a esos tiempos en los que tocaba en bares sin el respaldo decidido de una banda y sin la comodidad de identificar su estilo potencializado a partir del empleo de instrumentos eléctricos.

“Todas estas canciones comenzaron a latir cuando las hice en casa, pero realmente empezaron a tomar forma cuando las pude interpretar en vivo con la guitarra y delante de alguien. Cuando uno está con el público, el trabajo que se hace adquiere alas y toma unas dimensiones insospechadas. Incluso, esa es la razón por la que quise hacer un concierto de esta manera, para identificar el alcance de mis letras y, tal vez, luego entrar al estudio mucho más recargada”, asegura Bebe, quien no extraña nada de su atuendo rockero, simplemente porque lo lleva por dentro.

Cuando la española aterrizó en la música, tenía 26 años. No sabía nada de la industria y desconocía qué era eso de la cotidianidad artística. Hoy no puede decir que se las sabe todas, pero ha aprendido a hacerle el quite a lo que no le gusta y a ser fiel a su sentimiento, sin herir vulnerabilidades ajenas. Por eso se sube al escenario sola con su guitarra para exhibir su intimidad.

 

Hoy, 8:00 p.m., Bebe en Bogotá

 

jpiedrahita@elespectador.com

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Teatro Mayor