Bogotá tiene la mediateca de cine y medios audiovisuales más completa del país

Entre sus anaqueles se pueden encontrar más de cincuenta mil unidades de información, entre libros, revistas y folletos con la historia del cine del mundo.

¿Qué hace a  Stanley Kubrick uno de los directores más influyentes de la historia del cine? ¿Qué perseguía cuando aceptó dirigir Espartaco? ¿Qué estaba pensando Woody Allen cuándo hizo Annie Hall y a dónde lo llevó esta cinta? ¿Dónde comienza la historia del cine colombiano?  ¿Quién la escribe? ¿De dónde salieron los bombachos de Charles Chaplin? ¿A dónde van los Viajes del viento? o ¿Quién es Carlos Mayolo?

Las preguntas para aquel que vive el cine o se interesa por su historia y sus personajes pueden ser muchas y muy variadas, el asunto entonces es dónde encontrar las respuestas.

En pleno centro de Bogotá, la Biblioteca Especializada en Cine y Medios Audiovisuales – BECMA – de la Cinemateca Distrital las tiene todas y tiene también las anécdotas, los datos, las historias, los detalles, los mitos, las revelaciones, las notas, los estudios y las imágenes del devenir del séptimo arte en Colombia y el mundo.

“BECMA es el acrónimo de Biblioteca Especializada en Cine y Medios Audiovisuales, pero no es una biblioteca, es una mediateca, porque tiene todo tipo de soportes de información sobre el cine y los medios audiovisuales de Colombia y del mundo”, señala Paula Villegas gerente de Artes Audiovisuales del Instituto Distrital de las Artes (Idartes) y directora de la Cinemateca Distrital.

La BECMA es un espacio que queda en lo más alto del edificio que comparte la Cinemateca Distrital con el Teatro Jorge Eliécer Gaitán en la carrera 7a. con calle 22, en pleno centro de Bogotá. Allí no solo es posible adentrarse en los vericuetos del cine y descubrir sus secretos escritos en miles de revistas de todos los pelambres, sino también dejarse llevar, relajarse y disfrutar de una buena película en alguna de sus cabinas.

Entre sus anaqueles se pueden encontrar más de cincuenta mil unidades de información, entre libros, revistas y folletos con la historia del cine del mundo y es que – como destaca Villegas – las cinematecas están hechas principalmente para preservar y construir el patrimonio audiovisual de la humanidad, para ayudarnos a descubrir quiénes somos.

Así, por ejemplo, es posible ver lo que ha perdurado de Garras de oro: esa producción muda del cine colombiano hecha en los años veinte por P.P. Jambrina y restaurada por la Fundación Patrimonio Fílmico Colombiano que cuenta críticamente, con los métodos de la época, el papel de Estados Unidos en  la separación de Panamá y Colombia. Es posible descubrir qué están produciendo los jóvenes de las localidades de Bogotá, Medellín o Cali,  o aislarse del mundo por un rato para adentrarse en los universos del cine del mundo o reinventarse de la mano de Lisandro Duque, Felipe Aljure, Luis Ospina, Marta Rodríguez, Víctor Gaviria, Carlos Mayolo, Camila Loboguerrero, Sergio Cabrera, César Acevedo o cualquiera de los muchos directores colombianos que han contado de tantas formas al “país del sagrado corazón”.

“La BECMA nació en los años 80 para preservar la memoria audiovisual del país, eso marca una gran diferencia con otras bibliotecas de Colombia. Nuestra colección ha crecido en todo tipo de soportes, se pueden encontrar libros, películas, fotografías, afiches”, ajusta Villegas destacando que no existe en Colombia otra colección tan completa sobre cine y medios audiovisuales.

Esta mediateca a la que todos podemos acceder gratuitamente y en la que podemos obtener asesoría especializada, hace parte y es socia fundadora de BIBLIOCI - la Red de Bibliotecas Iberoamericanas de Cine -. Muy pronto y de la mano del Centro Cultural de las Artes Fílmicas -la nueva Cinemateca- que se construye en Bogotá, se pondrá a disposición del público un  sistema en línea que permitirá  acceder a la colección desde cualquier lugar del mundo.

Dentro de la evolución de la BECMA, un paso importante será la construcción del Centro Cultural de las Artes Fílmicas de Bogotá, edificio en donde estas colecciones contarán con una mediateca de más de 470 metros cuadrados con  un espacio especial para los investigadores, una planoteca, cabinas de video, una sección de referencia y otra pública para hacer honor a sus más de 35 años de historia preservando y promoviendo el cine del mundo.

La BECMA está en el nuevo portal de la Cinemateca: cinematecadistral.gov.co, allí es posible acceder a los Cuadernos de Cine Colombiano, a los Catálogos Razonados y a diversos archivos de audio, entre otros. La mediateca en línea y la BECMA en el edificio de la Cinemateca son un espacio para descubrir, para descubrirse, para viajar en el tiempo, para soñar, para aprender, para dejarse llevar, para disfrutar, para vivir el cine.

 

últimas noticias