Carlos Flores Sierra, el adiós a un humanista del jazz

El barranquillero murió a la edad de 91 años.

Carlos Flores Sierra. /Cortesía Fundación Santillana Colombia

Desde el siglo pasado se entregó al jazz. Estudió teoría musical en el Conservatorio del Atlántico. Cuando era niño se dejó influenciar por los tambores, los platillos de la banda de Policía, el canto de los pájaros y el sonido de la máquina de coser de su madre.

Fue un artista que integró el jazz a todas las esferas del conocimiento como a la historia, la pintura, la literatura -escribió libros como "El lobo estepario", "Manhattan Transfer", entre otros y en los que hablaba sobre la historia de ese género musical al que rindió su vida-, la gastronomía y  el periodismo cultura.

En televisión y radio realizó programas como Jazzistas colombianos, Las ciudades del jazz, Jazz Week End y  Jazz Studio.

En conferencias, programas de radio y televisión decía que el jazz había sido el nombre que se le asignó a un genero musical de origen afroamericano es hoy en día un nombre génerico para una serie de tipos de música como el blues, el free, el swing, el rock, el bebop que albergan a diversas personas, razas, cultura, nacionalidades y religiones.

Carlos Flores Sierra un humanista del jazz a lo largo de su vida vibró y vivió con este tipo de música. A sus 91 años murió dejando un legado de conocimientos.

 

Temas relacionados