Catherine Deneuve, un ícono a contracorriente

Ícono del cine francés, mundialmente conocida, y a la vez "mujer libre", Catherine Deneuve, criticada por haber defendido esta semana la "libertad de importunar" de los hombres, nunca ha dudado en ir a contracorriente.

Catherine Deneuve es un Ícono del cine francés.Archivo particular

La tribuna que firmó el martes junto a un centenar de mujeres contra un retorno del "puritanismo" tras el escándalo Weinstein, suscitó críticas desde en las redes sociales hasta en las medios internacionales.

"Apenas un día después de los Golden Globes, donde Hollywood mostró su apoyo al movimiento #MeToo, una célebre actriz del otro lado del Atlántico firma una tribuna para denunciar este movimiento y su equivalente francés #balancetonporc", lamentó el New York Times.

En el texto, publicado en el diario Le Monde, el colectivo defendió "una libertad de importunar, indispensable a la libertad sexual".

"Deneuve y otras mujeres francesas explican al mundo cómo su misoginia interiorizada las idiotizó hasta un punto de no retorno", lanzó en Twitter la actriz italiana Asia Argento, una de las figuras del #MeToo.

En el diario británico The Guardian, la escritora australiana Van Badham "explicó" a "Catherine Deneuve por qué #MeToo no tiene nada de una caza de brujas".

Interrogada por la AFP, Deneuve, de 74 años, rechazó comentar esta ola de reacciones.

 Apoyo a Polanski 

Como tampoco lo hizo el año pasado cuando salió en defensa del cineasta Roman Polanski, al asegurar que la palabra "violación" siempre le había parecido "excesiva" respecto a su inculpación por haber violado a una menor en 1977.

La presunta víctima de Polanski, Samantha Geimer, que perdonó a su agresor, apoyó a la actriz en Twitter. "Estoy totalmente de acuerdo con Catherine Deneuve. Las mujeres necesitan igualdad, respeto y libertad sexual. Y eso lo obtenemos nosotras mismas (...) Sin pedir a otros que nos protejan".

Para Eric Neuhoff, periodista especialista en cine, la intérprete es ante todo una "mujer libre (...) Dice lo que piensa, lo que quiere".

"La palabra libertad le pega completamente. Siempre eligió libremente, su vida, su carrera, sus combates, ya fuera firmando el manifiesto de las 343 (en favor del aborto en 1971) o apoyando a Polanski", agrega Alexandre Fache, autor de una biografía de la protagonista de "Belle du jour".

Deneuve ha militado por causas como la abolición de la pena de muerte en Estados Unidos, presidió en 2004 una gala de Amnistía Internacional contra la violencia hacia las mujeres, y en 2007 cofirmó una petición en apoyo a la excandidata presidencial Segolène Royal, blanco de ataques sexistas durante la campaña electoral.

 "Ideas anarquistas" 

Otras apariciones han sorprendido y divertido, como cuando salió en 2010 en la portada de una revista dirigida a los homosexuales junto a un joven modelo desnudo.

Pero Deneuve tampoco ha estado nunca muy presente en los medios, reforzando para algunos su imagen de diva distante.

"No le gusta exponerse, pero cuando lo hace, es con franqueza", afirma Fache.

Deneuve es "un carácter pleno, increíblemente organizado tras una apariencia frívola. Tiene ideas muy avanzadas, diría incluso anarquistas en todos los ámbitos, carrera, familia, amor...", aseguró de ella su padre, Maurice Dorléac, en 1964.

 

últimas noticias

Fidel Castro el día de su cumpleaños 70

Una botella en la maleta