Opinión

Celebro la vida y celebro Barcú

Siempre en octubre celebro la vida, y debo confesar que dos veces nací en el mismo mes. Seguramente es por eso de la experiencia con la oportunidad única que ahora valoro tanto lo esencial, lo que encuentro en situaciones tan simples como respirar. 

Le feria de arte de Barcú se extenderá hasta el 30 de octubre. Cortesía

Entonces me gozo cada momento por difícil que sea y me deleito con el lujo de un abrazo real.  Qué bueno un plan con la pareja, con la familia, con los amigos, con los colegas.  El reencuentro, el descubrir, el admirar, el soñar y preguntar… qué maravilla poder caminar y si es La Candelaria, mucho más. Por eso también celebro Barcú, esa experiencia que durante cuatro años ha transformado el centro histórico de Bogotá.

Entonces, me apunto siempre al plan, entre otras cosas porque a mí también me logra transformar.  Y es que es imposible ser impermeable a tan variada oferta para alimentar el espíritu:  obras de arte, pintura, escultura, dibujo, música, cine, graffiti, moda, tertulias, historias, cuentos, recuerdos, huellas, talleres, teatro, performance, subastas, diálogos, subir, bajar, reir, disfrutar. 

Qué maravilla todo esto en un solo escenario poder encontrar y que hasta la gastronomía tenga la cultura como ingrediente principal.  La fecha del cumpleaños es siempre la misma, el 16.  La de Barcú este año, del 25 al 30.  Mi casa es solo una, dos, si cuento la de mi mamá.  Las de Barcú son 14. Amigos no tengo muchos, Barcú los tiene todos. Coincidimos en lo esencial y eso hace que Barcú para mí sea fundamental. 

Celebro la vida y celebro Barcú, la fiesta a la que hoy te invito para que en la próxima historia, el protagonista seas tú.

 

últimas noticias

Howard Phillips Lovecraft: el terror como mito

La mirada de Hebe Uhart

La galaxia de “Universo Centro”

Vasili Grossman: Vida y destino