Comienza la era de Tomaz Golka

Luego de un proceso que tardó varios meses, el músico polaco fue designado como la máxima autoridad artística de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

Cortesía OSNC

La orquesta de los colombianos ahora tendrá acento polaco. Luego de un largo proceso que tardó más de un año y en el que participaron alrededor de quince reconocidos directores internacionales de orquesta, se escogió a quien a partir de mayo tendrá la máxima autoridad artística dentro de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia (OSNC). La batuta seleccionada para esta misión es el músico polaco Tomaz Golka, quien se destacó durante el concurso y logró avances importantes en las distintas secciones de la agrupación desde su rol de director invitado.

Golka fue el ganador del Primer Premio en el denominado ‘Internacional Eduardo Mata’ en 2003, un exigente concurso para directores que lo motivó a realizar extensas giras por América y Europa. Además, el músico polaco ha sido director Musical de la Orquesta Sinfónica de Lubbock desde el 2007, y durante la temporada comprendida entre 2010 – 2011 estuvo al frente de la Filarmónica del Condado de Riverside, reconocida por ser un colectivo de vanguardia capaz de reunir a los mejores músicos independientes de Los Ángeles.

La primera aproximación que tuvo Tomaz Golka con los integrantes de la OSN C fue en el 2013, después de encargarse de la dirección de la Orquesta Sinfónica de Londres. Su debut nacional ocurrió durante el proceso de selección del nuevo director, y el polaco se destacó por su gran interés en la interpretación del repertorio tanto de autores clásicos como de compositores contemporáneos. Sus capacidades comunicativas con los músicos, así como su trabajada gestualidad y corporalidad, aspectos muy importantes a la hora de comunicar emociones y pasión interpretativa, hicieron que la decisión se inclinara a su favor.

“Golka ha transformado la forma de ver la música en la educación, y es considerado como un apasionado por la construcción de nuevos públicos y la educación temprana musical. Ha diseñado y realizado conciertos educativos con la Sinfónica de Lubbock, muy exitosos y de gran aceptación. Estos programas permitieron que miles de jóvenes y niños en edad escolar, se acercaran de forma novedosa a la música orquestal, y desarrollaran una relación directa con músicos y directores. Estos proyectos son esenciales para crear amor por la música y cambiar las realidades sociales”, comentaron los miembros de la junta directiva de la OSNC, quienes argumentaron de esta manera su selección.

Entre otras funciones, el maestro polaco será el responsable a partir de mayo del desempeño y desarrollo artístico de la OSNC, además será encargado de la programación y planeación de actividades acordes a las políticas musicales establecidas por el Ministerio de Cultura y la Asociación Nacional de Música Sinfónica. Sus propuestas de trabajo con la Orquesta tendrán que estar de acuerdo con las necesidades actuales de la agrupación y la vanguardia musical, con una visión creativa e innovadora.

Uno de los retos para Tomaz Golka está relacionado con la construcción de nuevos públicos y por eso abordará un repertorio adecuado para entretener mientras enseña.