EL TEMPO DEL CINE
contenido-exclusivo

Crack Family y las tetas de una madre que baila en un burdel

El grupo de rap colombiano con mayor crecimiento de los últimos años hizo la banda sonora de las 'Las tetas de mi madre', una película tan cruda como necesaria para hablar sobre el complejo de Edipo. Un niño que se enamora de su madre y paga por verla bailar -sin que ella lo sepa - en una cloaca de Bogotá.

(Izq) Martín ve a su madre mientras baila en un burdel. (Der) Cejaz Negras en el centro de Bogotá. Cortesía Las tetas de mi madre y Facebook Crack Family

La Bogotá que huele a mierda, a orines, a bazuco. La Bogotá sucia, sórdida, depresiva y que se auto destruye. La Bogotá que proyecta una constante sensación de inseguridad, la Bogotá de perros callejeros y humanos en las esquinas. Esa, según Carlos Zapata, director de ‘Las tetas de mi madre’, es la ciudad que muestra la película que se estrenó en 2015.

Es la historia de Martín, un niño que termina enamorándose de su madre. Un pequeño que con el sueño de llevarla a Disneylandia trabaja – a escondidas – como repartidor de pizza después de salir de estudiar.  Cada peso que gana lo ahorra para cumplir ese objetivo. Al sueño le cae un balde de boñiga fresca cuando Martín se entera de que María, su madre, es bailarina de striptease en la cabina de un burdel y entonces decide que el dinero que gana lo empleará para pagar por ver a su mamá desnudarse mientras baila seductoramente. Ella nunca lo sabe. En ese burdel, el cliente paga por ver a las bailarinas, ellas no ven a los hombres solitarios que visitan el lugar. ¿Y el papá del niño? Fácil. No existe o no quiere existir. Más sobre la banda bogotana de rap: Crack Family, religión de la calle

“Los niños (Martín es interpretado por los gemelos Santiago y Billy Heins) fueron muy receptivos y profesionales. Hay escenas de masturbación, escenas en las que tiene que meter su cara en los senos de una mujer voluptuosa, de drogas, de violencia, cosas realmente explícitas”.

Si está interesado en seguir leyendo el especial de El tempo del cine, le recomendamos la siguiente nota: Giuseppe Verdi: El coro de los esclavos

El coctel. Para una historia cruda, una música igual de oscura, de sórdida. Crac Family, uno de los grupos de rap bogotanos con más reconocimiento de la última década, hace la banda sonora de la cinta.

Coro las Tetas D.

A las patas nos volvemos homresitos 
Yo cambie mi escuela y los cuadernos de niño 
Por buscarme la papa así encontré el cariño 
Las monedas me llevaron a otro vicio 
Y no hubo tiempo para hacer un juicio 
Corazón como estas nadie me lo preguntaba 
Si bien o mal a cual diablo le importaba 
Nunca tuvo el tiempo. 

Las coincidencias. Carlos Zapata, director de la película, cuenta que la película presenta escenarios físicos y cotidianos de lo que fue su infancia. “La historia desarrolla el síndrome de Edipo que se genera en todos los hombres y como este se potencializa cuando no se cuenta con la presencia del padre”.

Cejaz Negras y Money crecieron sin padre. Ambos son hijos de madres solteras. Ambos estuvieron a la deriva. Uno en Nueva York, en donde estuvo preso, y otro en Bogotá, en donde creció rodeado de putas, ladrones y violencia. Una sociedad que existe y se mira de soslayo.

“Nunca tuve un padre, ni tuve a nadie que estuviera pendiente de mi vida ni de lo que yo quería para mí”, dijo Cejaz Negras en diálogo con El Espectador en junio de 2016.

Aparte de las Tetas D.

(He crecido) sin amor que me acompañara 
(He sentido) momentos destruyen mi alma 
( es mi destino) no volver al punto donde estaba 
(lo que he vivido) decepciones y dramas 
(lo he escogido) no pude elegir que me gustaba 
(fue mi camino) busque alegrías pero ella nunca estaba.

El video clip de la canción (Las Tetas D) también estuvo bajo la dirección de Carlos Zapata. "El contacto inicial lo realizó él, quien nos dijo que le gustaba mucho nuestra música y la sentía como una ilustración explícita de las vivencias que él buscaba mostrar en la película, de ese primer contacto ha nacido una amistad, que al final es lo que más vale", dijo Money en un diálogo con HipHopColombia.com.

"Con esta unión se busca demostrar que el hip hop, al igual que el cine, son formas de arte por medio de las cuales se pueden romper esas clasificaciones sociales y estratificaciones; nuestras expectativas después de esta participación siguen siendo ascendentes, tomados cualquier proyecto con seriedad y profesionalismo, queremos demostrar que el alcance del movimiento no tiene límites", agregó.

 

Escuche aquí la banda sonora completa de 'Las tetas de mi madre'

 

 

 

últimas noticias