Cuando Julian Assange y René Pérez "escupieron" con música la cara del Tío Sam

En 2013, el programador australiano y el músico puertorriqueño, compusieron una canción cuestionando el poder de manipulación y la objetividad de los medios de comunicación.

René Pérez de Calle 13 y Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres en el año 2013.

Junio 13 de 2013. René Pérez, desde la embajada de Ecuador en Londres, envía un mensaje provocador a la agencia de inteligencia más poderosa de los Estados Unidos: “¡Un saludo al FBI! Estoy acá con Julián Assange, fundador de WikiLeaks. Mañana escribiremos juntos".

Para la época, Assange llevaba al menos tres años publicando asuntos confidenciales del Gobierno de Estados Unidos. WikiLeaks había desclasificado más de 700.000 documentos oficiales que dejaban ver las intenciones del país del norte al apoyar guerras como las de Irak y Afganistán. Por primera vez en varias décadas, al menos de forma oficial, la cara del Tio Sam quedaba expuesta. Assange había logrado dejar al descubierto el rostro más delirante de la diplomacia estadounidense. 

Admirado por la osadía del programador y periodista australiano, René Pérez (Residente) buscó a Assange y le propuso que compusieran una canción para, entre otras cosas, cuestionar la objetividad de la prensa, debatir sobre el acceso a la información y preguntarse por el poder de la política exterior gringa. La canción la llamaron "Multi-viral". Lea también: El fenómeno de Residente en Colombia 

 

El músico y el programador crearon la canción con las respuestas de los tuiteros a una serie de preguntas: “¿Por qué no confían en los servicios de seguridad?, ¿qué opinan de la justicia?, ¿por qué no confiamos en los medios de comunicación?, ¿ustedes se fían de internet?"

“Vamos a coger sus ideas y las manipularemos para construir la canción. Vamos a hablar contra el mal periodismo, pero utilizando sus propias voces”, dijo René a los tuiteros que respondieron a las preguntas.  

"Si la prensa no habla, nosotros damos los detalles pintando las paredes con aerosol en las calles. Levanto mi pancarta y la difundo con solo una persona que la lea ya empieza a cambiar el mundo", dice una parte del tema, en el que se hace referencia al español 15M, el mexicano 132 y otros movimientos de reivindicación social o "indignados". Además: ¿Qué le espera a Julian Assange tras ser arrestado en Londres?

En otro fragmento se escucha: "El que controla, el que domina, quiere enfermarte para venderte medicina. Y nos endrogan, nos embrutecen, cualquier pregunta que tengamos la adormecen. Son las mentiras recalentadas, nos alimentan con carne procesada, y la gente sigue desinformada".

En el tema han colaborado, además, Tom Morello, exguitarrista de la banda estadounidense Rage Against the Machine, y la cantante israelí Kamilya Jubran, que canta algunos fragmentos en árabe. También se escucha la voz de Assange criticando la manipulación informativa y ensalzando el poder de la gente. Además: Caso Wikileaks, el legado de Julian Assange en Colombia

Aunque no canta, en un fragmento de la canción, Assannge pronuncia un discurso sanguineo, visceral, retador. 

"Vivimos en el mundo que tu propaganda hizo.
Pero donde crees que eres fuerte, eres débil.
Tus mentiras nos dicen la verdad que usaremos contra ti.
Tu secreto nos muestra dónde atacaremos.
Tus armas revelan tu miedo para que todos lo vean.
De El Cairo a Quito se está formando un nuevo mundo.
El poder de las personas armadas con la verdad".

 

"Lo apoyamos (a Assange) porque es una víctima de la manipulación de los medios. Se le culpa de haber hecho pública una información a la cual deberíamos haber tenido acceso todos, porque merecemos estar informados".

El cantante añadió: "Tiró al medio a un montón de gente, y lo culpan por eso, cuando no es Assange el que está matando a la gente", dijo en su momento el puertorriqueño.

La canción se constituye en una firma de intenciones. El mensaje es explícito, tanto como el mismo video, que fue grabado en la pequeña localidad palestina de Beit Sahour, cercana a la ciudad de Belén. Fue dirigido por el también puertorriqueño Kacho López y producido por Zapatero Filmes.

Como la política y la diplomacia es dinámica, este jueves el fundador de WikiLeaks fue detenido tras ser despojado del asilo y la nacionalidad por Ecuador, en cuya embajada llevaba refugiado siete años.

Delgado y con larga barba blanca y el cabello recogido en una cola, el australiano, de 47 años, fue sacado a rastras por la mañana de la legación diplomática por seis agentes que lo introdujeron en un furgón policial.

La plataforma WikiLeaks, famosa desde que en 2010 difundió cientos de miles de documentos secretos del ejército y la diplomacia de Estados Unidos, llevaba días advirtiendo de que su fundador iba a ser expulsado, ante los aparentes desmentidos del gobierno de Quito. Pero el jueves, todo se precipitó. 

Tras su detención, el Departamento de Justicia estadounidense anunció que pidió su extradición para juzgarlo por "conspiración para cometer intrusión informática" por haber ayudado a la exanalista de inteligencia Chelsea Manning a obtener una contraseña con que acceder a miles de documentos de defensa confidenciales, y luego divulgarlos.

 

849942

2019-04-11T12:36:09-05:00

article

2019-04-11T12:40:38-05:00

jcasanas_259089

none

* Redacción Cultura

Cultura

Cuando Julian Assange y René Pérez "escupieron" con música la cara del Tío Sam

82

6676

6758