Teatro

De las Malvinas al teatro, veteranos de guerra se reúnen en "Campo Minado"

Entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, Marcelo Vallejo, Gabriel Sagastume y Rubén Otero integraron las filas del ejército argentino en las Islas Malvinas, mientras que David Jackson, Lou Armour y Sukrim Rai lo hicieron en el británico. Ahora, llevan tres años recorriendo el mundo como compañeros de elenco en la obra teatral "Campo Minado".

Obra de teatro 'Campo Minado'. Los actores Lou Armour (izquierda) y Marcelo Vallejo (derecha) en una de las escenas durante la producción.EFE

En la representación, que se realiza en el teatro San Martín de Buenos Aires hasta este domingo, los seis veteranos, mediante diálogos y diversos números escénicos, cuentan sus experiencias en el conflicto, que ganaron los británicos, aunque la obra no trata tanto sobre la guerra sino sobre "humanidad compartida, sufrimiento y perdón", afirmó Lou Armour en una entrevista.

Marcelo Vallejo subrayó que lo importante es que la obra proyecta "un mensaje muy grande contra lo que deja la guerra", muy distinto al que dejan las películas bélicas donde "a veces parece hasta bueno".

El proyecto comenzó gracias a su directora, la argentina Lola Arias, que buscó reunir veteranos de ambos bandos en un espacio para reconstruir sus memorias, un proceso cuyo resultado se muestra sobre las tablas y que también dio lugar al documental "Teatro de Guerra".

Vallejo se presentó como voluntario el día que empezó el conflicto y actuó como operador de mortero en el bando argentino, mientras que Armour fue miembro de un comando británico y fue capturado durante una de las operaciones que realizó.

La foto de Armour en manos de los argentinos se convirtió en portada de todos los diarios de Argentina de la época y este, tras ser liberado, volvió al combate y siguió en el ejército una vez finalizada la contienda.

Le sugerimos leer: “Rojo”: la historia de un pueblo que es un mal recuerdo

Del ejército al aula

El camino recorrido por Lou Armour y Marcelo Vallejo desde la guerra hasta el elenco de "Campo Minado" fue muy diferente. El británico siguió sirviendo en los marines un tiempo y al dejarlo entró en la universidad donde se formó durante más de ocho años, tras los que se convirtió en profesor: primero de filosofía o ética y luego de jóvenes con necesidades especiales.

Para Armour, enseñar a un chico que, de repente, puede perder el control y tirar "mesas o sillas", es similar a, en el teatro, esperar a escuchar la entrada o "que comience la batalla": una "subida de adrenalina que es excitante". Destacó además que es muy distinto ser un veterano inglés de Malvinas que uno argentino, ya que en Reino Unido se le da poca importancia porque han estado "en muchas guerras" y el trato gubernamental fue diferente.

El retorno a casa

Vallejo coincide con este diagnóstico y subraya que cuando finalizó la contienda no hubo apoyo de ningún tipo por parte del Gobierno. Cuando llegó al continente de vuelta, los que allí estaban no habían vivido la guerra: "(El pueblo) lo tomó como un partido de fútbol, se había terminado la guerra, se terminó el partido y la gente estaba trabajando y bailando", explica.

"Y la verdad es que bueno, fue muy dura la vuelta por lo que habíamos perdido en todo ese tiempo. Nuestros compañeros, nuestra vida cambió completamente. (...) De golpe ya no teníamos 19 años, estábamos duros, sin poder sentir la tristeza o la alegría, no entendíamos la alegría de la gente porque nosotros estábamos tristes", concluye.

El veterano enfatizó además que los combatientes de Malvinas eran "el pueblo" y no tenían que ver con la dictadura. También recordó que hasta hace 25 años no se empezó a valorar a los excombatientes y mientras que los veteranos ingleses siempre hablaron con respeto de los soldados a los que se enfrentaron, en Argentina se les trataba como "pobres chicos".

Vallejo también recordó sus problemas con las adicciones y la importancia de la terapia y el deporte- hasta la fecha ha corrido siete 'ironmans', prueba de triatlón que combina 3,86 kilómetros de natación, 180 km. de ciclismo y una maratón a pie- como herramientas para recuperar su vida.

Si le interesa, puede leer: Urbis paternus (El monstruo en el hueco IV)

Revivir la guerra sobre tablas

Vallejo sonrió al recordar los primeros días de trabajo en los que iba a los ensayos de la obra con sus camisetas con lemas como 'Malvinas argentinas' y reconoció que actuar le ayudó a sacarse "un montón de bronca" y cosas que no le "dejaban vivir tranquilo".

No obstante, aseguró que en cada función de "Campo Minado" vuelve a Malvinas y actúa desde ahí: no recuerda, sino que "revive" la experiencia, lo que aseguró que "es muy duro".

"El único momento en el que hablo de la guerra es en el escenario", sentenció por su parte Armour, quien reconoció no haber vuelto a hablar del hecho, que terminó con la rendición argentina y dejó 649 argentinos, 255 británicos y 3 isleños muertos, hasta que se encontró con la directora de la obra en el casting.

Para el veterano británico, es sorprendente cómo tantos argentinos jóvenes se acercan tras la obra a decirle que su padre les había dicho que los "odiara" o que eran "piratas", pero que tras la función se dan cuenta de que son iguales que ellos.

Las Malvinas siguen muy presentes en el imaginario argentino, lo que Armour atribuyó de nuevo a que en su historia no han estado presentes en tantas guerras como, por ejemplo, Reino Unido. En el otro lado, Vallejo concluyó que la cuestión de Malvinas "es una cicatriz que está abierta porque es un conflicto sin resolver".

895655

2019-12-13T10:34:53-05:00

article

2019-12-13T15:54:07-05:00

aosorio_262373

none

(EFE)

Cultura

De las Malvinas al teatro, veteranos de guerra se reúnen en "Campo Minado"

75

5675

5750

 

David Manzur en el Mambo

Algo se quiebra (Cuentos de sábado en la tarde)