Del fuego, el humo: una historia que el país necesita leer

Del fuego, el humo, editada por Panamericana, fue lanzada a principios de mayo en la Feria del Libro de Bogotá.

Carolina Rudas nos define su ópera prima como una obra que el país necesita leer. Su novela Del fuego, el humo narra la conmovedora historia de Sara Mora, una mujer que no puede acordarse de lo que vivió en La Isla, un paraíso inmerso en la desgracia del conflicto armado. Sus recuerdos los descubrimos en la voz de Tomás Quijano, un escritor colombiano exiliado en Nueva York, completamente alcoholizado, quien creía haber perdido su habilidad para escribir. Ambos se conocen en una reunión de Alcohólicos Anónimos y ella termina retándolo a contar su vida.

Hay música en cada una de sus palabras y frases, un ritmo suave que atrapa al lector desde la primera línea. “Creo que es el resultado de una disciplina de danza y meditación llamada Los 5 ritmos, que practico desde hace mucho tiempo. “Esta técnica me permite liberar las historias que están guardadas en mi cuerpo y en mi alma”, expresa la autora con la certeza de haber escrito un libro desde sus mismas entrañas.

Carolina Rudas es politóloga y bióloga. Su ficción está basada en su experiencia como asesora en derechos humanos en Timor Oriental, una isla situada en el sudeste asiático que estuvo 25 años en guerra con Indonesia. “En el 2005, cuando llegué a Timor era la época del posconflicto, estaba feliz, me sentía plena porque se acababa de firmar la paz y yo precisamente estaba buscando vivir así, pues recién había trabajado en Colombia, en Caquetá, Putumayo y Amazonas y fue un tiempo muy tenaz, muy peligroso para mí. Entonces fue cuando apliqué para trabajar en Naciones Unidas en una operación de Paz. Cuando me salió el trabajo fue maravilloso y un descanso saber que ya la guerra de ellos había terminado. Así que empaqué mis cosas, dispuesta a comenzar una nueva vida. Llegué y conecté con la gente de inmediato. Nunca imaginé que a los seis meses estallaría una guerra civil. Ha sido una de las situaciones más duras que he vivido, me quemaron mi casa, me desplazaron…”. La voz se le entrecorta y sus ojos se aguan.

 

Al finalizar esta dura experiencia viajó a Bali, otra isla muy cerca de Timor, intentando olvidarse de todo. “Ahí me dediqué a leer, a sanar mi mente y relajarme. Es cuando conozco la práctica de Los 5 ritmos. Me apasioné tanto que terminé en Nueva York para especializarme en esta disciplina. Entonces decido volver a Colombia para escudriñar en los recuerdos de Timor Oriental y así realizar esta novela y optar por el título de Magister en Escrituras Creativas de la Universidad Nacional de Colombia”.

Continúa: “encontré una manera de contar lo que yo no era capaz de hablar. Un proceso de escritura muy difícil, que resultó una especie de caja china llena de muchas historias”.

Carolina Rudas dice que su libro es un acercamiento al conflicto de Colombia y otra manera de hablar de posconflicto. “Claro, espero que no pase lo que sucedió en Timor Oriental, pero coincide con un momento clave de mi país, y por eso creo que los colombianos necesitan leerla”.

 

 


 

Temas relacionados