Diccionario de una cuarentena

Noticias destacadas de Cultura

Parodiando al gran Ambrose Bierce y a su ya legendario Diccionario del diablo, en tiempos de aislamiento y desocupe, este catálogo para espantar la angustia o para terminar de acentuarla.

Aislamiento: Antes, signo de alarma social y preocupación médica. Hoy, ejemplo de buenas costumbres.

  Angustia: Taquicardia en la boca del estómago que no se quita con jabón. 

Antibacterial: 1) Solución química que remueve el virus y la paranoia. 2) Sustancia casi siempre mal utilizada, pero venerada en nuestras casas, como antes el Divino Niño. 3) Placebo para reducir nuestras angustias.

Cadena: Antes, serie de eslabones entrelazados. Hoy, charlatanería barata que circula a través del  WhatsApp de las tías.

Confinamiento: 1) Prisión indefinida, carcelazo autoimpuesto, secuestro domiciliario. 2) Medida extraordinaria de un gobierno para aplanar las curvas del contagio mientras el teletrabajo nos esclaviza 20 horas al día. 3) Después de un mes, loquera en proceso.

Contagio: 1) Acción y efecto de contagiar, es decir, multiplicar exponencialmente una cagada. 2) Transmisión de una dolencia que genera estigma.

Coronavirus: 1) Virus cocinado en China por cuenta de un murciélago mal hervido. 2) Pandemia de origen zoonótico que hizo detener el Planeta. 3) Jaula del hombre moderno. 4) Respiro de la naturaleza.

Cuarentena: 1) Recogimiento obligado, casi siempre por razones sanitarias. También es sinónimo de pijama todo el día y de baño cada dos. 2) Guarida que construimos en casa con nuestras parejas para encontrarnos lo menos posible con nuestras parejas. 3) Espacio para mirar para adentro.

Enfermero, ra: Ser de luz que no descansa ni de día ni de noche tomando temperaturas y administrando remedios para que usted, cuando se alivie, le dé las gracias a Dios.

Empatía: 1) Bien escaso que el mundo empieza a valorar en estos tiempos. 2) Mueble viejo cuando aparezca la vacuna.

Estornudo: 1) Acción incontrolada que hoy genera pánico entre las multitudes del servicio público. 2) Reacción involuntaria que expulsa un airecito incómodo de nuestros pulmones. 3) Signo de pésima educación en tiempos del coronavirus.

Fe: 1) Confianza ciega en que algo o alguien arreglará un lío que tú creaste. 2) Convicción inalterable de que las cosas van a estar bien simplemente porque decimos que las cosas van a estar bien. 3) Clamor papal para contrarrestar el miedo.

Incertidumbre: 1) Oportunidad de negocio para la superchería. 2) Estado de zozobra constante que ni siquiera el bicarbonato cura. 3) Desafío para la ciencia. 

Jabón: 1) Dios del Olimpo contra los virus y las bacterias. 2) Matamicrobios de muy poco uso antes de la última pandemia. 3) Desinfectante moderno cuyas presentaciones y olores varían según el estrato, salvo en los moteles, donde la pastilla detergente es la misma siempre.

Médicos: 1) Iluminados custodios de la vida que juraron ante Hipócrates curar a los enfermos aunque les paguen una miseria y tengan turnos de 48 horas. 2) Héroes de batas blancas que arrancan aplausos desde los balcones. 3) Como a los porteros en el fútbol, nadie les perdona los  errores.

Miedo: 1) Sustico inmarcesible que aumenta si alguien tose a 200 metros a la redonda. 2) Terror continuado que impide diferenciar la tos viral y la tos de quienes suelen ahogarse con saliva.

Pandemia: 1) Virus con corona que va desahuciando sin tregua en los cinco continentes. 2) Epidemia mundial que algunos políticos minimizan, como el ministro de Salud de Chile que dijo en televisión: “¿Y qué pasa si el virus muta y se pone buena persona?”.

Pánico: Que tu ministro de salud sea el ministro de Salud de Chile.

Pulmones: Víctimas principales de la pandemia de moda que hoy nos esmeramos en cuidar para seguirlos matando a destiempo con cigarros, tabacos y el humo negro que gentilmente nos proveen a diario fábricas y buses.

Tapabocas: 1) Antifaz moderno que escasea en hospitales por culpa de acaparadores saludables. 2) Mascarilla de uso higiénico que suele enfermar a gente sana que no sabe utilizarla.

Tos: Movimiento involuntario y sonoro que suele darles a los enfermos en la casa y a los sanos en el supermercado.

Vacuna: Fórmula científica en proceso de testeo que busca devolverle al mundo cuanto antes su inmensa capacidad de autodestrucción.

Comparte en redes: