Doctor Who a los cincuenta

El 23 de noviembre de 1963 comenzó un nuevo capítulo en la historia de la televisión, de la ciencia ficción, y de viajes en el espacio y el tiempo cuando televidentes ingleses vieron una mágica caja azul de policía, más grande en el interior que en el exterior y conocieron a un extraterrestre que, cincuenta años después, ha capturado la imaginación de millones: El Doctor.

La serie trata de un extraterrestre que viaja junto a sus asistentes en una máquina espacio-tiempo. Pertenece a los Señores del Tiempo del planeta Gallifrey, con sus naves espaciales TARDIS. A lo largo de los años le hemos visto luchar contra grandes amenazas, viajar sin cesar, y rescatar a personas y civilizaciones.

En el cincuenta aniversario de Doctor Who, me pregunté ¿por qué que una serie así de extraña se volvió tan famosa, ha sobrevivido cinco décadas y hoy es alabada mundialmente por jóvenes y adultos alrededor del mundo? Creo que porque cada episodio es fruto de la innovación; viajamos a través del tiempo, o del universo, o de ambos.

Para reemplazar al Primer Doctor, los creadores se inventaron el proceso de regeneración, explicando que cuando un Señor del Tiempo está a punto de morir, puede cambiar las células de su cuerpo; se verá diferente, pero es la misma persona. Gracias a este ingenioso giro la serie ha tenido doce actores distintos y un solo Doctor verdadero. Cada Doctor es el mismo y es único, los que mantiene la serie viva e interesante. También han cambiado el interior del TARDIS y los asistentes del Doctor para reflejar la época y la cultura del momento.

¿Qué se puede decir del Doctor? Primero que todo que es un hombre bueno que hace honor a su su lema: “Nunca cruel ni cobarde; nunca rendirse, nunca ceder.” Usa su ingenio y a sus asistentes para salvar el día evitando recurrir a la violencia. Varias veces ha ‘muerto’ por otros. Hasta su herramienta más conocida, su Destornillador Sónico, no es un arma: abre puertas, jaquea computadores, pero jamás es violenta.

El Doctor dice tener 1,200 años y aún se maravilla con el universo; de un momento a otro lo vemos pasar de un hombre adulto que ha visto demasiado dolor y sufrimiento a un niño que se sorprende con nuevos planetas y razas. Siempre siente que existe la esperanza, ya sea para la especie humana o para una sola persona que necesita una segunda oportunidad.

Ahora, como colombiano ¿cómo me ha “tocado” la serie? Viendo la historia dolorosa de nuestro país siento que el Doctor nos demuestra que siempre hay que echar pa’lante, que la violencia no es la respuesta a los problemas, y que todos nos merecemos una segunda oportunidad. Nos abre los ojos a la belleza del universo y nos enseña que todas las personas y sus acciones importan.

Esto y más hacen que la serie sea tan especial para cualquier persona. Así que háganse un favor y vean la serie; no hay que haber visto los episodios viejos, solo prepararse para conocer a un Doctor que todos necesitamos en nuestras vidas.

Temas relacionados
últimas noticias

Los detectives salvajes

El tiempo regalado. Un ensayo sobre la espera