El arte de reciclar

Una instalación inspirada en Moravia, barrio de la Comuna Nororiental de Medellín, se exhibe en uno de los espacios públicos de la galería Hayward.

Tras subir las escaleras que llevan a la galería Hayward, 20.000 botellas de plástico de leche vacías aparecen de repente. Las botellas, entrelazadas, recortadas y puestas como en una montaña, evocan el paisaje de una ciudad y permanecen en medio de uno de los oscuros pasadizos del edificio de concreto. Voces en español y en inglés se escuchan todo el tiempo. Un espejo colocado en uno de los muros hace que la imagen se proyecte hacia el infinito.

La instalación, llamada Wastescape (paisaje de desechos), fue realizada por la joven artista Gayle Chong Kwan en el marco del Festival del Mundo que se lleva a cabo en el Southbank Centre y está inspirada en Moravia, un barrio de Medellín construido sobre el basurero municipal y que ha sufrido una gran transformación en los últimos años.

La artista de origen escocés cuenta que estuvo en Medellín en dos ocasiones. La primera fue en 2008, cuando realizó una corta residencia artística invitada por El Puente, una plataforma cultural de la capital antioqueña. Luego, en 2009, regresó gracias al Centro de Desarrollo Cultural de Moravia, para ser parte del proyecto Espacios de Memoria, una serie de instalaciones artísticas que se realizaron en el espacio público de Moravia. La artista trabajó con los jóvenes de la comunidad y tomó fotografías a gran escala, que luego ubicó en las construcciones que iban a ser derribadas y las intervino con envases de plástico, creando un nuevo paisaje urbano. “Tiene que ver con las aspiraciones y esperanzas que sienten sus habitantes respecto al desarrollo futuro de Moravia, pero a la vez actúa como una especie de memoria poética fantasmal de su propio pasado”, explica.

Chong Kwan reconoce que quedó impresionada con esta comunidad colombiana y sus ganas de aprender y de participar en los eventos culturales. “Son realmente únicos, tienen una estructura democrática entre ellos que realmente funciona, y microeconomías en el reciclaje muy interesantes”, dice.

Luego de tres años decidió retomar la idea, pero esta vez quiso explorar la realidad británica frente al reciclaje. “Quería crear una conexión con la comunidad de Moravia y la de Southbank, y que cada una hablara de sus ideas sobre el plan de desarrollo urbanístico y de cómo manejan los desperdicios, sin llegar a sonar pedagógica”, dice.

Para tal fin, decidió trabajar con la gente de Bow, que vive cerca a Bywaters, una planta de reciclaje gigante que maneja todos los desperdicios generados por Southbank Centre. “En el Reino Unido nadie quiere ver la basura, quieren esconderla o verla en otro lado; pero en Moravia no hay opción: buena parte de su economía está basada en el reciclaje y, de cierta manera, están mucho más adelantados en el tema que aquí”, asegura.

Gayle Chong Kwan, que estudió Arte en el Central Saint Martin College de Londres, comenzó a interesarse en el reciclaje mientras trabajaba como chef de grandes eventos. “Siempre vivía molesta con la gran cantidad de desperdicios de comida que se generaban”, asegura. Luego decidió trabajar con este tipo de materiales en sus obras artísticas y ha realizado residencias en países como, Italia, Portugal y Francia.

Para esta instalación, comisionada por el Southbank Centre, la artista cuenta que durante dos años recolectó 8.000 botellas plásticas de leche, las lavó cuidadosamente y las acumuló en su estudio. Durante tres meses un equipo de veinte personas le ayudó a ensamblarla y a acomodarla en este espacio que tiene vista al London Eye y al Big Ben, dos íconos de Londres, y por donde miles de personas pasan a diario.

La instalación, que se ve completamente distinta en la noche debido a las luces y al material transparente de las botellas, estará expuesta hasta el próximo 9 de septiembre. Por ahora la artista, que continúa en contacto con la comunidad de Moravia, no descarta realizar otros proyectos culturales con ella. “Estoy pensando en traer artistas de Moravia a Londres, porque están haciendo muchas cosas que vale la pena mostrar aquí”, asegura.

Temas relacionados