El arte inglés centra su atención en Colombia

Uno de los encuentros académicos y artísticos más importantes del quehacer histriónico en el contexto internacional se celebra en Bogotá.

/Cortesía British Council


Cerca de 350 gestores culturales se dan cita en Bogotá para el congreso de la Sociedad Internacional para las Artes Escénicas (ISPA, por sus siglas en inglés), entre ellos se encuentran directores, artistas, investigadores y profesionales de distintas ramas en el arte, todos ellos con una misión: analizar el desempeño y la prospección de la producción artística en el país.

Este interés que despierta Colombia para asociaciones internacionales del arte como la ISPA parte, según Graham Sheffield, director global de artes en el British Council, de una renovada visión que ha logrado posicionar a las américas como un espacio rico en creatividad artística por su inherente diversidad cultural.

"Hay cosas que podemos compartir con Latinoamérica, pero también hay muchas cosas que el Reino Unido puede aprender, en particular en lo referente a la acción social desde las artes y su papel en la regeneración urbana, en el crecimiento económico y en la educación", cuenta Sheffield sobre las nuevas experiencias de la ISPA en territorio americano.

Las palabras de Sheffield trazan también los lineamientos básicos que alimentarán el congreso, llevado a cabo desde el 7 al 12 de abril, con un contenido que integra la presentación de actos locales representativos, conversatorios académicos y música en vivo. Se trata de un encuentro casi bilateral entre dos realidades artísticas en el cual, según asegura el director de artes para el British Council, se buscará desarrollar "un intercambio de prácticas, sin que Inglaterra diga: 'así es como lo hacemos'".

Pero, más allá de estas visiones, en este nuevo encuentro con las artes latinoamericanas son numerosos los buenos augurios y las expectativas contempladas desde la organización. Por ejemplo, para Anthony Sargent, presidente de la ISPA, se trata, desde ahora, del congreso con mayor aforo que se haya registrado, teniendo como novedad una gran participación de colombianos, consecuencia en parte de las 90 becas otorgadas alrededor del país y toda la región continental.

El British Council otorgó para el congreso en Bogotá 90 becas, repartidas entre beneficiarios de Ecuador, Venezuela, Bolivia, Argentina, Brasil, Costa Rica, México y Estados Unidos, en el caso de Colombia se registraron, de acuerdo al organismo cultural británico, becarios de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Manizales, Ibagué, Neiva, Valledupar, Quibdó, Buenaventura y San Andrés, contando también con representantes de municipios como San José del Guaviare, Mahates (Bolívar), Sibundoy (Putumayo) y El Carmen de Viboral (Antioquia).

Hace cinco años la cita de la ISPA tuvo como espacio de desarrollo la ciudad de Sao Paulo, Brasil, como recuerda Sargent de forma optimista por los logros que lograron prevalecer y sostenerse gracias al congreso. Este es uno de los puntos más importantes que deja en cuestión este evento: la pregunta por la funcionalidad real y la consecuencia que pueda tener su recibimiento para el país que oficia como anfitrión.

"Fuimos a Durbán (Sudáfrica) hace 7 años y tuvimos un congreso emocionante pero muy poco quedó después y no sabemos por qué. Para la membresía en todo el Subsahara africano hay muy baja sensación de presencia o legado del congreso. En Sao Paulo, Brasil, tuvimos una presencia muy alta de asistentes, realmente se creó una consciencia sudamericana y una conexión global que es lo que buscamos y muchos de los profesionales de las artes en Latinoamérica tienen unas redes bien desarrolladas debido a este congreso", asegura Sargent.

Precisamente estas redes constituyen el elemento fundamental que debería fortalecerse gracias a este tipo de actividades, así lo reconoce, Graham Sheffield, para quien "la introducción de políticas sociales muy fuertes alrededor de educación, transporte, espacio público, cultura, literatura tiene un efecto gigantesco en hacer que las personas tenga esperanza, sin negar un pasado muy turbulento que se tiene que vivir como parte de la historia y es aún muy reciente".


[email protected]
@lacostamalvada